Los coches se hablarán

Dará igual la marca y el modelo, los coches se hablarán y se avisarán de los posibles problemas que se encontrarán en carretera. Es el Car-2-Car y Audi, BMW, DC, Fiat, Renault y Volkswagen ya trabajan en ello.

Los coches se hablarán
Los coches se hablarán

Sólo tienen que acordar el “lenguaje" que usarán: un estándar único al que se acojan todos sus vehículos para comunicarse entre sí y fijar una infraestructura de transmisión de datos. Ya trabajan en ello. Se ha creado incluso un organismo específico para la gestión del proyecto: el Car-2-Car Communication Consortium. El sistema es muy sencillo y sus resultados, espectaculares. Se utilizan redes inalámbricas (la tecnología Wireless-LAN que ya se usa en los ordenadores para conectarse a Internet sin necesidad de cables). Cada vehículo se convertirá a la vez en transmisor, receptor y mediador de datos. Así, los coches podrán informar a otros vehículos con los que se crucen sobre el tráfico rodado o la seguridad viaria. Además, podrán advertir a los conductores sobre atascos, niebla, hielos o accidentes. Para junio de 2005 tienen previsto tener un primer prototipo. En marzo de 2006, quieren comenzar las pruebas para su terreno y, en diciembre de ese mismo año, fijar ya las especificaciones para su estandarización. BMW ya presentó hace meses en un seminario en Alemania cómo entendía él este proyecto. Mediante el sistema ConnectedDrive, los vehículos transmiten diversas informaciones que, en cuestión de segundos, pueden llegar al resto de los coches que se mueven por la zona. No se necesita la intervención del conductor: cada coche actúa de emisor, receptor o router (según la situación). Gracias a diversos sensores, el vehículo puede deducir si circula por una carretera con tráfico denso. Recopila esta información, que se va enviando coche a coche, sin necesidad de ningún tipo de infraestructuras. También se estudia la aplicación de este sistema para advertir a los vehículos de posibles peligros. Se memorizará cuántas veces usan los coches el ABS, el control de estabilidad, las luces de frenado, el limpiaparabrisas… Estos datos proporcionan una clara referencia sobre las condiciones climatológicas o de la carretera que pueden ser de gran ayuda para otros conductores.