Los coches grandes, sin Plan Prever

Ni todo terrenos ni vehículos de alta cilindrada. Ninguno de estos dos tipos de vehículos podrá beneficiarse de las ventajas del Plan Prever, según ha revelado el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña.

Cada vez es más caro comprar un coche
Cada vez es más caro comprar un coche

El secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, ha confirmado este martes en la Comisión de Economía del Congreso, que el próximo año se excluirá de los beneficios del Plan Prever a los vehículos de cilindradas altas y a los todo terrenos.El pasado 12 de diciembre, el vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, señalaba que el Gobierno mantendría el Plan Prever en 2007, aunque precisó que la intención era la de no aplicarlo de forma indiscriminada.Solbes explicó que Economía trabaja en este asunto con el Ministerio de Industria, pero adelantó que sería "razonable" fijar "algún objetivo de tipo medioambiental" para favorecer a los vehículos que contaminen menos.El titular de Economía expresó su sorpresa por el hecho de que el Plan Prever se haya mantenido "como si nada hubiera sucedido" cuando "el país está lleno de coches" y las ventas "alcanzan niveles históricos".En el conjunto del pasado ejercicio, los vehículos acogidos al Plan Prever ascendieron a 469.074, de los que 429.053 eran turismos y todo terrenos y 40.021, vehículos comerciales. La deducción del Plan Prever actual es de 481 euros (si el coche se destina al desguace) o de 721 euros, si lo que se hace es adquirir un vehículo nuevo.La Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) calcula que las ventas de turismos y todoterrenos caerán un 5,8 por ciento adicional en 2007, si el Gobierno no renueva el Plan Prever. La decision del Gobierno ha sido aceptada con cierto desencanto por parte de Faconauto, la patronal de los vendedores de coches. Sus portavoces piden que no se penalice fiscalmente a los vehículos más contaminantes de "manera indiscriminada". Reclaman que se elaboren estudios técnicos que ayuden a determinar "con precisión" qué modelos, supuestamente, son más nocivos para el medio ambiente.
Para Faconauto, los incentivos a la compra de coches de bajo impacto medioambiental provocará "distorsiones" sobre la demanda. De ser así, llegarán en un momento en el que el mercado muestra síntomas de desaceleración. En este sentido, Faconauto recuerda que las ventas de coches Diesel ya abarcan un 70 por ciento de las matriculaciones en España.

Por su parte, Aniacam también ha pedido que el Gobierno aclare cuáles son los coches más contaminantes y cuáles serán los tipos de emisiones que se tendrán en cuenta a la hora de considerar que un coche es más o menos peligroso para el entorno natural.