Los coches de la policía norteamericana, con problemas

La oficina del fiscal general de Arizona (Estados Unidos) ha pedido a Ford que revise su modelo Crown Victoria, que usa la policía de este estado, porque es propenso a sufrir incendios ante choques traseros a gran velocidad.

Janet Napolitano, fiscal general de Arizona, ha escrito una carta al presidente de Ford, William Clay Ford, en la que señala que dos policías estatales han muerto en accidentes por choques traseros mientras conducían un Crown Victoria. Por eso, ha solicitado a la marca del óvalo que revise este modelo, además de sus "gemelos" Mercury Grand Marquis y Lincoln Continental.

Una investigación estatal ha concluido que los depósitos de combustible de estos modelos son propensos a romperse tras colisiones traseras a velocidades cercanas a los 80 km/h. Tanto el Crown Victoria como sus "gemelos" comparten la misma estructura y son los únicos coches en los Estados Unidos que llevan el depósito de combustible entre el eje y el paragolpes trasero. "Pensamos que es un riesgo inaceptable hacia la seguridad de los ocupantes", reza la misiva.

Ford ha contestado que sus vehículos cumplen la normativa actual que dicta que el depósito de combustible no debe verse afectado ante colisiones a velocidades de hasta 48 km/h. Además, Ford ha indicado que "las estadísticas de accidentes muestran que el número de incendios producidos tras choques traseros en los que se han visto envueltos estos modelos es extremadamente bajo".

En la actualidad, las autoridades federales están investigando el mismo asunto, aunque las pesquisas aún no han concluido. En muchos de los accidentes que se están analizando están implicados coches de la Policía, que son más propensos a sufrirlos.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.