Los coches de célula de combustible, más cerca

Los coches de célula de combustible están cada día más cerca. Dos de los principales fabricantes mundiales han llegado a un acuerdo con la administración estadounidense para el desarrollo de este tipo de tecnología.

Los coches de célula de combustible, más cerca
Los coches de célula de combustible, más cerca

Los automóviles alimentados por célula de combustible recibieron ayer un importante impulso por parte de la administración estadounidense. Dos de los principales gigantes automovilísticos, General Motors y DaimlerChrysler, han llegado a un acuerdo con el Departamento de Energía para el desarrollo de este tipo de vehículos.El pacto incluye el compromiso de General Motors de construir una flota de 40 vehículos impulsados por hidrógeno e invertir 44 millones de dólares en su distribución por Washington, Nueva York, California y Michigan. El Departamento de Energía aporta al acuerdo una inyección monetaria de otros 44 millones de dólares hasta septiembre de 2009.Al mismo tiempo, DaimlerChrysler, que es el fabricante que tiene la flota más numerosa de vehículos con célula de combustible, invertirá más de 70 millones de dólares en este proyecto de colaboración. Gracias al acuerdo, DaimlerChrysler entregará automóviles con esta tecnología a consumidores para que den su opinión sobre las prestaciones, la comodidad de uso, el consumo, etc. El fabricante germano-estadounidense también ha confirmado que ya está realizando esta experiencia con 100 coches alrededor de todo el mundo.Uno de los principales problemas que existen para la popularización de los automóviles con célula de combustible es la falta de emplazamientos para el repostaje. Para paliar este déficit, GM ha anunciado que la petrolera Shell va a instalar cinco estaciones que proporcionen hidrógeno en Washington, Nueva York, California y a lo largo de la costa este. El fabricante ha señalado que el Ejército y la compañía Quantum Tecnologies van a proporcionar parte de sus instalaciones para el almacenaje y el mantenimiento del hidrógeno.Este anuncio se une al que ha realizado el presidente George Bush en el que afirma que su gobierno va a invertir 1.700 millones de dólares en la investigación y desarrollo de automóviles movidos por hidrógeno. Según las estimaciones de la Administración Bush, esta energía es la del futuro y los americanos la utilizarán para moverse en sus vehículos dentro de dos décadas. Muchos fabricantes están trabajando en la producción de este tipo de vehículos, aunque se quejan del alto coste del desarrollo y la venta de los mismos y de la falta de “gasolineras", lo que hace que, por el momento, su llegada al mercado sea inviable.Por otra parte, General Motors ha anunciado que Kevin E. Wale, hasta la fecha vicepresidente de GM Europa y presidente de Vauxhall, ha sido nombrado máximo responsable y director de operaciones de GM China, en sustitución de Phil Murtaugh, que presentó su dimisión hace unos días.