Los clientes de las empresas de alquiler de coches, bajo vigilancia

En EE.UU., las empresas de alquiler de coches empiezan a implantar un sistema informático que permite localizar en cada momento sus vehículos, qué velocidad llevan o hacia dónde se dirigen. Algunos consumidores argumentan que se vulnera su intimidad, mientras las compañías afirman que sólo se defienden del robo. Los tribunales estadounidenses ya estudian la legalidad de esta práctica.

Se denomina "Telematics" y ha desatado la polémica en Estados Unidos. Este sistema informático, que combina GPS y una red de teléfonos móviles, permite localizar un automóvil y seguir sus pasos, pero, además, funciona como las cajas negras de los aviones y facilita información sobre la velocidad a la que conducimos o el trato que damos al vehículo.

No se trata de ninguna novedad, ya que las compañías de transporte de carga lo llevan utilizando durante años, pero algunas empresas como

AirIQ Inc</font color="#0000CC">