Los automovilistas europeos reclaman reposacabezas más seguros

El Real Automóvil Club de España, RACE, ha hecho público un estudio sobre la protección que ofrecen los diversos asientos y reposacabezas en caso de colisión.

La Federación Internacional del Automóvil ha pedido hoy la introducción de sistemas "activos" de reposacabezas y un endurecimiento de la legislación en Europa para evitar el gran número de traumatismos cervicales que se producen en accidentes de circulación.
La Federación estima que en un 80 por ciento de los accidentes con heridos en Europa al menos un ocupante sufre lesiones en la nuca o en la médula espinal y calcula que el coste económico de estos traumatismos cervicales en 10.000 millones de euros al año.
Para evitar este tipo de lesiones, la mejor medida es disponer de un reposacabezas correctamente ajustado. La posición óptima del reposacabezas implica una inclinación del respaldo del asiento cercano a la vertical, un ajuste de su altura hasta que su borde superior esté a la misma altura que la parte superior de la cabeza y una distancia determinada entre la nuca y el reposacabezas.
Esta petición se realiza a la vez que once organizaciones automovilísticas europeas publican el resultado de un estudio realizado sobre la seguridad de los reposacabezas y asientos que se utilizan en once nuevos modelos.
Las pruebas han demostrado que los sistemas denominados "activos" ofrecen un a protección superior que la de los sistemas clásicos o "pasivos". El sistema combinado de asiento y reposacabezas desarrollado por Volvo y denominado VHIPS, más conocido en nuestro país como Sistema de Protección contra Latigazos Cervicales, se ha erigido con la primera posición y su nivel de protección ha sido valorado como "muy bueno". Volvo incorpora ahora este sistema en todos sus modelos.
Todos los asientos fueron sometidos a dos tipos de ensayos: uno dinámico sobre un trineo de pruebas que simula una colisión trasera en la que un vehículo que viaja a una velocidad aproximada de 30 km/h alcanza a otro que se encuentra detenido, y un segundo estático en donde se comprueba la flexibilidad o rigidez del respaldo del asiento, lo cual tiene una influencia crucial en colisiones a alta velocidad.
Los sistemas activos del Ford Mondeo, Nissan Almera y Saab 9-5 y los "pasivos" del Ford Focus y Volkswagen Golf alcanzaron la valoración de buenos. El sistema activo del Opel Astra y el pasivo del BMW Serie 3 consiguieron la valoración de "satisfactorios". Finalmente, las combinaciones de asientos y reposacabezas pasivos del Fiat Brava, Mercedes Clase A y Renault Mégane se tuvieron que conformar con la valoración de "aceptables".
El estudio del RACE también demuestra que un mal ajuste del reposacabezas incrementa el riesgo de lesiones y considera decepcionante que algunos asientos no puedan ajustarse debidamente para personas cuya altura supere los 175 centímetros. En dichas circunstancias, para estas personas no puede garantizarse los niveles óptimos de seguridad.