Los airbags laterales, a prueba

Los airbags laterales, un elemento de seguridad que podemos encontrar ya en muchos vehículos nuevos, están siendo centro de debate en los Estados Unidos.

La propuesta de los fabricantes de automóviles de establecer unos baremos de seguridad propios para las pruebas de los airbags laterales no ha agradado a los consumidores americanos, que han solicitado al Ejecutivo que vigile estas prácticas.
En la actualidad, no existe ninguna normativa que regule los tests de airbags laterales, que están implantados de serie en algunos vehículos y son opcionales en otros.
Los fabricantes han propuesto que se pruebe el impacto de todos las bolsas de aire laterales en dummies que representen a niños de entre 3 y 6 años y a adultos de baja estatura. Los dummies serán colocados en 12 posiciones y, para pasar el test, no se deberá superar el 5 por ciento de riesgo de herida grave o muerte.
Los consumidores han exigido al Gobierno que establezca una serie de normas con fuerza de ley en vez de permitir pruebas voluntarias, ya que la evaluación de la seguridad en este tipo de elementos "debe ser independiente" .
Representantes de los fabricantes han señalado que la independencia existirá en estas pruebas y los resultados se pondrán a disposición de las principales organizaciones públicas del sector.
La industria ha manifestado su intención de evitar los problemas que se dieron con los airbags frontales y que desde 1990 han causado al menos 158 muertos en los Estados Unidos, aunque han salvado más de 5.000 vidas.