Los agricultores toman las carreteras

los agricultores españoles iniciaron ayer sus movilizaciones en protesta por los precios del gasóleo. Fracasadas, por ahora, las conversaciones con el Gobierno, los trabajadores del campo pasan a la acción y ocupan las carreteras con sus tractores.

Las acciones de los agricultores se esparcieron por todo el país. Algunos de los hechos más relevantes fueron los siguientes:
* Retenciones de siete kilómetros en Granada: 300 agricultores han tomado la autovía Granda-Jaén (A-92).
* Navarra es una de las provincias más afectadas. Se calcula que se han movilizado más de 3.000 tractores.
* En Ciudad Real también han quemado neumáticos. Unos 500 agricultores han cortado la A-4 en Manzanares.
* Las "tractoradas" suben de tono en Álava: allí 300 agricultores han cortado la N-1 durante una hora y han quemado un tractor.
* Castilla y León no se libra de las protestas. Ha habido cortes de tráfico en las provincias de Burgos, León, Salamanca y Segovia. Las primeras movilizaciones se produjeron el martes, con “tractoradas" en Valencia y otros puntos del país. Sin embargo, el grueso de las protestas empezó ayer martes y distribuyó por toda España.Aunque no había un programa muy definido de actos, se organizaron hasta 50 cortes de carreteras en puntos neurálgicos de la red viaria, especialmente en las capitales de provincia más importantes.
En Aragón, Asturias, Galicia, Navarra, La Rioja, Murcia, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Andalucía y Extremadura, las organizaciones agrarias mayoritarias (Asaja, COAG y UPA) han convocado cortes y otras acciones.

Más de 40.000 personas y unos 10.000 vehículos tomaron parte en esta prmera jornada de lucha en la que, por otra parte, no se produjeron incidentes reseñables.En Aragón, manifestación en Zaragoza.
En Navarra, hubo 19 concentraciones en otras tantas carreteras.
En La Rioja se produjeron “tractoradas" en Casallarreina, Nájera, Rioja Baja y en el cruce Logroño-Soria de la N-111.
En Andalucía hubo una concentración en el Polígono La Redonda de El Ejido. También se produjo un corte de tráfico en la A-4, en Jerez de la Frontera (Cádiz). En Granada se cortó la carretera de Jaén en Venta de la Nava. En Jaén, se cortó la Nacional 4 a la altura del kilómetro 257, en Despeñaperros. En Sevilla, los cortes fueron en Ecija y en el punto kilométrico 459 de la Naciona IV.
En Castilla y León se registraron cortes en Villafranquina y San Pedro del Arroyo (Ávila). En Burgos, en Villagonzalo. En León, en Villamanán, en Burgo Ranero y en Camponraya. En Palencia se cortó la autovía de Valladolid, mientras que en Salamanca se hizo lo mismo con la N-501 en Encina de Abajo. En Soria, los cortes aferctaron a la capital, mientras que en Valladolid se paralizaron la A-62 y la A-6.
En Extremadura hubo cortes en Hinojal (Cáceres) y Badajoz.En Castilla-La Mancha se dieron problemas en Albacete, en la A-31. Además, en Ciudad Real, en la localidad de Manzaneres, se cerró la Autovía de Andalucía, mientras que en Cuenca se cortó la A-3 y en Toledo, la N-5.

Madrid, como capital y sede de la Administración, tampoco se libró de estas protestas. Se llevó a cabo un desfile de tractores que entró a la ciudad por la carretera de Valencia. Empezó a mediodía y llegó a la Plaza de Conde de Casal hacia las 13:00 horas. Los agricultores han tomado la decisión de “echarse a la calle" tras ser incapaces de llegar a un acuerdo con el Gobierno. Llevan semanas intentando consensuar un pacto sobre el precio del gasóleo agrícola, uno de los costes principales que soporta el campo español.

Después de un año de continuas subidas de precio, el gasóleo agrícola está más caro que nunca y los agricultores aseguran que no pueden más. Tras ver cómo transportistas y pescadores lograban compensaciones por parte del Estado para paliar los efectos de la subida de los combustibles, iniciaron sus propias negociaciones que, hoy por hoy, están en punto muerto.
Los agricultores han considerado insuficiente la oferta del Gobierno, que proponía subir en un punto el IVA de compensación en agricultura y en medio punto para la ganadería. La ayuda, que en total suma 125 millones de euros, no ha convencido a los sindicatos agrarios, con lo que han puesto en marcha sus protestas.