Los agentes tiroteados en Madrid intentaron interceptar a unos atracadores

El tiroteo ocurrido esta mañana en el distrito madrileño de Usera en el que ha fallecido una agente de la Policía Municipal y otro ha resultado herido se ha producido después de que el vehículo en el que patrullaban intentara interceptar una furgoneta en la que huían unos atracadores.

Según ha informado la delegada de Urbanismo, Paz González, en el lugar de los hechos, el coche policial ha interceptado a un vehículo que circulaba a gran velocidad en la confluencia de la avenida de los Poblados con la calle Eduardo Barreiros alrededor de las 12.15 horas.

Al bajarse los agentes, los ocupantes del otro coche, que según fuentes policiales acababan de robar en una oficina de Correos y que finalmente han escapado, 'directamente empezaron a disparar indiscriminadamente'.

'Uno de los disparos ha ido a parar al tórax y la ha herido de muerte', ha dicho la concejala madrileña.

La agente fallecida es Carmen Muñoz García, de 62 años, y el policía herido, que ha recibido un disparo en un hombro y ha sido trasladado al Hospital 12 de Octubre, es Santiago Lozano, de 52.

Testigos presenciales han relatado a Efe que los atracadores circulaban en una furgoneta Citroen Berlingo y que se han escuchado entre tres y cinco disparos, según las versiones.

De la investigación se ha hecho cargo el Grupo V de Homicidios de la Policía Nacional.