López se 'jugará la piel' para que haya un 'gobierno para todos' con un proyecto socialdemócrata

El candidato del PSOE a la Presidencia de la Junta, Óscar López, ha reconocido que se 'jugará la piel' para que, tras las elecciones del próximo 22 de mayo, haya un 'gobierno de todos' con un proyecto 'socialdemócrata'.

López, que ha cerrado su octava jornada electoral con un acto público en Ávila y en el que ha estado arropado por el presidente del Senado, Javier Rojo, así como por el candidato a la Alcaldía, Juan Antonio Chamorro, y la cabeza de lista a las Cortes, Mercedes Martín, ha pedido el voto para que haya 'un cambio'.

'Yo me voy a jugar la piel para que haya un cambio y un gobierno que gobierne para todos pero con un proyecto socialdemócrata, para eso pedimos el voto', reiteró ante las cerca de 300 personas que acudieron al auditorio de Santa Ana de Ávila donde se celebró el acto.

Los socialistas, aseguró, son gente 'humilde y normal', no 'cambian', por lo que se comprometió, en caso de ganar las elecciones, a ser 'igual de humilde e igual de cercano' que 'siempre', a lo que de nuevo añadió su apuesta por el debate, punto en el que aseveró que sería 'mejor' verse en un plató o en un estudio.

'¿No es mucho más normal y mucho más democrático?', cuestionó antes de advertir sobre la necesidad de tener 'cuidado con los de Ávila' por si les 'dan un disgusto' a los del PP y de señalar que la plaza del Mercado Grande, donde a punto estuvieron de encontrarse ambos candidatos, estaba 'llena de gaviotas' y no de palomas.

'Cuando hemos llegado se han ido todas volando', criticó en referencia a la escueta bajada del coche realizada por el candidato 'popular' y antes de matizar que ni Ávila ni Castilla y León son 'el cortijo de nadie'.

Respecto a la biomasa, como ya lo dijera esta mañana en su visita a Arenas de San Pedro y Candeleda, lamentó que el candidato del PP haya visitado Ávila pero no el Tiétar, comarca en la que hace dos años prometió una planta de biomasa de la que 'no se sabe nada', por lo que criticó que los programas electorales del PP sean 'fotocopias' comicios tras comicios y que, por ende, haya debates 'estancados' desde hace '20 años' en la Comunidad.

En lo que el PP y la Junta son 'austeros' es en 'ambición, ilusión y proyectos' para la Comunidad, una 'tierra grande' que 'debe de ser una gran tierra', al contrario de lo que a su juicio sucede en la actualidad en cuestiones como la industria, punto en el que de nuevo puso como ejemplo los viajes del lehendakari Patxi Lopez al extranjero con empresarios.

TRABAJO DEL PSOE PARA ÁVILA

López, quien aprovechó su discurso para recordar el apoyo brindado por los socialistas a proyectos como el de la reordenación del sistema financiero regional o la redacción del Plan de Convergencia Interior, ha reiterado su promesa de construir un hospital en la comarca de El Tiétar en caso de ganar las elecciones y ha recordado el 'curriculo' del PSOE en acciones como la demanda de oncólogos en la provincia.

Este último tema es precisamente, según reconoció, la experiencia 'más bonita', surgida de los encuentros con los pacientes y del movimiento ciudadano, a lo que sumó el 'orgullo' que, debido a su 'humilde aportación', le supuso que un alcalde del PP como el de Ávila dijera que si no había oncólogos, que los 'pintaran'.

El candidato del PSOE recordó también las negociaciones del PSOE con el ministro de Industria, Miguel Sebastián, para la defensa de Nissan en Ávila, y el intento del Grupo Socialista de aprobar en Cortes una Ley de Lucha contra Incendios.

Por ello, se dirigió a los ciudadanos para recordarles que el PSOE es 'defensor' del Estado del Bienestar y que la Junta tiene competencias en distintas materias. 'Es una cuestión del futuro de esta tierra', reiteró en referencia a los jóvenes que abandonan la Comunidad o a la defensa de la sanidad pública.