Loeb afirma que 'fue una batalla muy dura'

El francés Sebastien Loeb (Citroen), ganador hoy del Rally Acrópolis, afirmó que 'fue una batalla muy dura'.

'Estamos acostumbrados a ser los más resistentes y no pinchar los neumáticos. Pero aquí se nos degradaron muy rápido', destacó en una entrevista a la web del Mundial de rallys.

'Tuvimos un bonito duelo con Jari-Matti Latvala (Ford) en las primeras jornadas. Fue muy intenso. Entonces, cuando cometió el error, Petter Solberg (Ford) nos empezó a presionar con los tramos embarrados', dijo Loeb, que logró su tercer triunfo en Grecia y el cuarto de la temporada.

Insistió en que este rally fue duro, pero apuntó que los habrá peores: 'Cada rally es un reto, este ha sido diferente. No es tan exigente para el coche y los neumáticos. Estoy seguro que vamos a tener algunos duelos de este tipo en el futuro'.

Tras el susto de hoy, cuando sufrió un pinchazo en el tercer tramo siendo líder y ya sin la presión del noruego Petter Solberg (Ford), que abandonó dos tramos antes, el francés bromeó: 'Fue solo para darle emoción y presionar al equipo. ¡Lo hicimos para demostrarles lo que valemos!'.