Lo mejor del Salón de Barcelona

Pasados los nervios de la inauguración y esas horas un poco desangeladas en que el Salón de Barcelona se abre sólo para la prensa y las autoridades, el público ha invadido pacífica y festivamente los pabellones de la muestra. Te proponemos un recorrido por lo más llamativo, frívolo, divertido y sorprendente de un certamen para recordar.

Lo mejor del Salón de Barcelona
Lo mejor del Salón de Barcelona

Los 250.000 metros cuadrados del Salón del Automóvil de Barcelona acogen una inusitada marea de visitantes. La pasión por los coches, por el deporte del motor y por la automoción en general ha roto las previsiones y ha hecho que, en sólo dos días, durante el pasado fin de semana, más de 361.000 personas entrasen a la Fira de Barcelona para ver de cerca la muestra. Esta cifra constituye un récord histórico y prefigura una nueva marca: el número final de visitantes pasará, con seguridad, del millón de personas.

No es de extrañar esta afluencia de público: se explica por varios motivos. Para empezar, la industria del motor se ha volcado con la presencia de prácticamente todos los fabricantes del país. Y no se han limitado sólo a estar allí, sino que han realizado un impresionante –y caro- despliegue de medios, con stands gigantescos, espectáculos y muchos, muchísimos, coches expuestos. Después, el primer trimestre del año ha sido muy bueno en cuanto a ventas se refiere. Esto denota que hay interés en el público por comprar un coche o, al menos, por informarse de cerca. A esto hay que sumar que una visita al salón es casi una actividad lúdica, porque al visitante se le ofrece una enorme cantidad de cosas para hacer, como probar coches, correr en karts o quads, jugar con videojuegos… Y también hay regalos, concursos, premios, recuerdos… Todo tipo de soluciones para atraer al visitante y ganar su atención.Y, por último, hay que recordar que el salón se ha estrenado mientras Barcelona bullía con el fuego vivo de la Fórmula 1, que se celebraba a pocos kilómetros de la Fira. Era impresionante ver los miles y miles de aficionados que, vestidos de Fernando Alonso o de Michael Schumacher se pasaron por el salón antes, o después, de ir a Montmeló. Si lo que buscas son los coches, no te pierdas el especial que publicamos el día que se abría el salón para la prensa. En él puedes ver lo que lleva cada marca al certamen barcelonés y, además, en muchos casos, tienes acceso al contacto o la prueba del modelo que te interesa. Además, te damos todos los datos útiles para ir al salón y disfrutar de toda la oferta disponible.Después de pasar tres días en el Salón de Barcelona, hemos podido seleccionar lo mejor, lo que más llama la atención sin tener que ceñirnos a las exposiciones de coches de las marcas.En algunas ocasiones son propuestas prácticas, como las preparaciones de coches para minusválidos. En otras, puramente lúdicas, como las pistas de karting y los simuladores de conducción de Fórmula 1. También hemos hecho un recorrido “a nuestro modo" por los muchos coches de competición que hay en el Salón. Y, claro, no pueden faltar las rarezas, los inventos extraños, las azafatas… Hasta un concurso de fotografía organizado por Lancia en el que se premia la foto con el motivo más feo posible.
En definitiva, todas esas cosas que ponen la salsa al plato fuerte de los coches. Esos pequeños detalles que hacen que un día en la fiesta del automóvil sea realmente inolvidable.A continuación tienes los diferentes apartados en que hemos dividido esta peculiar visita al certamen. Sólo tienes que hacer clic en el que quieras. Disfrútalo.

Los 250.000 metros cuadrados del Salón del Automóvil de Barcelona acogen una inusitada marea de visitantes. La pasión por los coches, por el deporte del motor y por la automoción en general ha roto las previsiones y ha hecho que, en sólo dos días, durante el pasado fin de semana, más de 361.000 personas entrasen a la Fira de Barcelona para ver de cerca la muestra. Esta cifra constituye un récord histórico y prefigura una nueva marca: el número final de visitantes pasará, con seguridad, del millón de personas.

No es de extrañar esta afluencia de público: se explica por varios motivos. Para empezar, la industria del motor se ha volcado con la presencia de prácticamente todos los fabricantes del país. Y no se han limitado sólo a estar allí, sino que han realizado un impresionante –y caro- despliegue de medios, con stands gigantescos, espectáculos y muchos, muchísimos, coches expuestos. Después, el primer trimestre del año ha sido muy bueno en cuanto a ventas se refiere. Esto denota que hay interés en el público por comprar un coche o, al menos, por informarse de cerca. A esto hay que sumar que una visita al salón es casi una actividad lúdica, porque al visitante se le ofrece una enorme cantidad de cosas para hacer, como probar coches, correr en karts o quads, jugar con videojuegos… Y también hay regalos, concursos, premios, recuerdos… Todo tipo de soluciones para atraer al visitante y ganar su atención.Y, por último, hay que recordar que el salón se ha estrenado mientras Barcelona bullía con el fuego vivo de la Fórmula 1, que se celebraba a pocos kilómetros de la Fira. Era impresionante ver los miles y miles de aficionados que, vestidos de Fernando Alonso o de Michael Schumacher se pasaron por el salón antes, o después, de ir a Montmeló. Si lo que buscas son los coches, no te pierdas el especial que publicamos el día que se abría el salón para la prensa. En él puedes ver lo que lleva cada marca al certamen barcelonés y, además, en muchos casos, tienes acceso al contacto o la prueba del modelo que te interesa. Además, te damos todos los datos útiles para ir al salón y disfrutar de toda la oferta disponible.Después de pasar tres días en el Salón de Barcelona, hemos podido seleccionar lo mejor, lo que más llama la atención sin tener que ceñirnos a las exposiciones de coches de las marcas.En algunas ocasiones son propuestas prácticas, como las preparaciones de coches para minusválidos. En otras, puramente lúdicas, como las pistas de karting y los simuladores de conducción de Fórmula 1. También hemos hecho un recorrido “a nuestro modo" por los muchos coches de competición que hay en el Salón. Y, claro, no pueden faltar las rarezas, los inventos extraños, las azafatas… Hasta un concurso de fotografía organizado por Lancia en el que se premia la foto con el motivo más feo posible.
En definitiva, todas esas cosas que ponen la salsa al plato fuerte de los coches. Esos pequeños detalles que hacen que un día en la fiesta del automóvil sea realmente inolvidable.A continuación tienes los diferentes apartados en que hemos dividido esta peculiar visita al certamen. Sólo tienes que hacer clic en el que quieras. Disfrútalo.

Coches de competición