Lluvia = colapso en Madrid

Amanece un nuevo día lluvioso en Madrid y los servicios de emergencias saben que tendrán trabajo. Esta madrugada (de 5.00 a 7.30 horas), el equipo del 112 ya ha tenido que salir 20 veces. Ayer, los accidentes se triplicaron. ¿Qué ocurre en la capital que cada vez que llueve se desata el caos?

Treinta accidentes en menos de tres horas (el triple que en un día “normal"), más de 117 kilómetros de atascos, cientos de llamadas de emergencias… ¿Qué ocurría ayer en las carreteras de acceso a Madrid? Simplemente, lluvia. Eso sí, en grandes cantidades. Era una situación caótica, pero no nueva. El último día de septiembre se vivió un panorama similar: 176 kilómetros de retenciones, 404 accidentes en la región (60 en la capital), 1 muerto y 87 heridos, 4 de ellos de gravedad, era el balance de las primeras gotas tras el verano. Hoy se reproduce el problema: según datos de la DGT, en la hora punta había retenciones en la M-40, la N-V, la N-401 y la N-IV. En la N-VI (la carretera de La Coruña), se ha formado una gigantesca balsa de agua que ha afectado a varios carriles. Más tarde, el tráfico denso llegaba al centro de la capital y a las carreteras de circunvalación, cortándose parte de la M-30 debido a un accidente de tráfico. Entre las 6:00 y las 9:00 horas, ya se han registrado 16 accidentes de tráfico y el servicio de Emergencias 112 ha recibido más de 80 llamadas y ha tenido que actuar en 20 ocasiones.*- Encender las luces de cruce para ser visto mejor: "ver bien y ser visto".

*- Comprobar el correcto funcionamiento de los limpiaparabrisas y luneta térmica.

*- Orientar la calefacción interior del vehículo hacia los cristales para combatir el vaho que se forma por la humedad y limpiarlos con una bayeta seca.

*- Comprobar periódicamente la eficacia de los frenos, tocándolos suavemente para secar la humedad de las pastillas.

*- No frenar bruscamente para evitar el deslizamiento (aquaplanning).

*- Tener presente que la distancia de frenado es mayor con lluvia, por lo que debemos aumentar la Distancia de Seguridad con el vehículo delantero.

Las precipitaciones no son del todo mala noticia. Según los expertos, han reducido considerablemente el riesgo de “gota fría" –lluvias torrenciales- en el Levante español. Sin embargo, la Generalitat de Cataluña ha decidido mantenerse cauta y ha declarado el estado de preemergencia en esta comunidad.

Ayer se produjo un espectacular accidente en un importante nudo de comunicaciones que conecta el norte de Barcelona con las zonas industriales del Vallés. Un camión de 7.200 toneladas se salió de la calzada y quedó encajonado entre los dos puentes por los que la C-59 salva la A-7. Eran las cuatro de la tarde y siete camiones de bomberos tardaron más de tres horas y necesitaron dos grúas de gran tonelaje para rescatar el tráiler. El vehículo perdía combustible y podía caer en cualquier momento a la autopista.