Llenar el depósito a menor precio, en Internet

Los conductores indicarán lo que están dispuestos a pagar y las gasolineras cercanas se pondrán en contacto con el cliente.

Hace poco el ministerio de Hacienda inauguró una página web en la que aparecían los precios de los combustibles en las diversas estaciones de servicio del país. Es un adelanto de un sistema que ya está en funcionamiento en Estados Unidos y que empezaremos a conocer en Europa a finales del año que viene. El conductor lanza un precio de compra y las gasolineras deciden si lo aceptan.
El sistema es muy sencillo, el cliente indica por Internet cuánto está dispuesto a pagar por llenar el depósito. A continuación, las gasolineras cercanas al hogar del usuario indican si aceptan el precio propuesto. El usuario siempre podrá subir su oferta si ve que no hay ninguna estación de servicio interesada en su precio.
Cuando vendedor y comprador han llegado a una cifra aceptable para ambos, el conductor paga por Internet y va a la estación de servicio a llenar el deposito. En los Estados Unidos, se han vendido ya cerca de 7,6 millones de litros de combustible mediante este método. Según la responsable del estudio, la empresa británica de estudios de mercado Datamonitor, el precio que paga el cliente es en cualquier caso inferior al del cliente común.

Los mejores vídeos