Llega el procesador de gasolina

General Motors presenta su "puente" entre los vehículos de hoy y el futuro.

La empresa automovilística General Motors y la firma petrolera ExxonMobil han anunciado el desarrollo conjunto de un procesador para vehículos con célula de combustible. General Motors prevé que dentro de 18 meses podrán realizar una demostración de dicho procesador en un automóvil. Para Harry J. Pearce, vicepresidente de General Motors, este procesador "es el puente entre los vehículos convencionales de hoy en día y los vehículos propulsados por hidrógeno del mañana". Este es el "mayor adelanto" en materia de reducción de emisiones contaminantes y ahorro de combustible de los últimos tiempos, según las mismas fuentes. El objetivo de este proyecto, que aún se encuentra en desarrollo, es la consecución de un sistema que proporcione hidrógeno a un vehículo propulsado por célula de combustible (generación de electricidad mediante la combinación de hidrógeno y oxígeno).
Junto a este proyecto, la alianza entre GM y ExxonMobil tiene otros fines, tales como, por ejemplo, desarrollar avanzados modelos de sistemas que combinen la química cinética y la dinámica de fluidos para estudiar los procesos de combustión de la gasolina e intentar aplicarlo todo ello a los nuevos vehículos prototipos. El objetivo final de la alianza es la reducción de la contaminación y el ahorro de combustible.