Llega a Madrid el fotógrafo Manu Brabo tras ser detenido en Libia mes y medio

El fotógrafo asturiano Manu Brabo, detenido durante un mes y medio en Libia por la policía de Muamar el Gadafi, ha aterrizado a las 12:40 horas de hoy en el aeropuerto de Barajas en un vuelo regular de la compañía Tunisair, procedente de Túnez.

Desde el avión, Brabo será trasladado a la sala de autoridades del aeropuerto madrileño, donde le esperan sus padres, Manuel Varela y Victoria Brabo, que se han desplazado desde Gijón, y personal del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Según las previsiones, el fotógrafo, que ha viajado desde Túnez con el embajador de España en ese país, Antonio Cosano, comparecerá ante más de un centenar de periodistas de medios nacionales y extranjeros en Barajas para narrar su detención en Trípoli.

Brabo llegó anoche a la capital tunecina tras un viaje en automóvil de cerca de ocho horas desde el puesto fronterizo de Ras el Jedir, por donde salió de Libia algo antes del mediodía.

El fotógrafo pasó la noche en la residencia del embajador y tras haber descansado, esta mañana se levantó 'con mejor aspecto y muy animado por la perspectiva de regresar a España', según explicó el cónsul español en Túnez, Enrique Conde.

Brabo viaja sin equipaje y sin su equipo fotográfico, que le fue confiscado por las autoridades libias, indicaron a Efe fuentes diplomáticas.

El fotoperiodista fue puesto en libertad el pasado miércoles junto con otros tres periodistas extranjeros después de ser condenados a un año de prisión, eludible por no tener antecedentes, y a una multa económica de unos 100 euros.

El asturiano, al igual que sus compañeros, fue detenido a comienzos de abril en la carretera entre Brega y Ajdabiya, en la zona oriental de Libia, país al que llegó a mediados de marzo para cubrir el frente de combate como colaborador de la European Pressphoto Agency (EPA).