Liquidación voluntaria de Asegurator, aseguradora de Otaysa

Desde el pasado día 1 de marzo, las pólizas de seguros contratadas con Asegurator han pasado a depender de la Comisión Liquidadora de Entidades Aseguradoras, CLEA, una vez que la compañía ha decidido liquidar voluntariamente sus actividad.

Esta acción, que equivale a un quiebra, deja a sus 35.000 asegurados en manos de la CLEA (Comisión Liquidadora de Entidades Aseguradoras) y el Consorcio de Compensación de Seguros hasta que la Dirección General de Seguros determine su vencimiento. En ese momento, los clientes de Asegurator podrán cambiar de compañía. Si desean hacerlo antes, podrán reclamar la devolución del dinero pagado por las pólizas en vigor. En caso de accidente, será el Consorcio quien se haga cargo de todo. Sin embargo, el dueño del vehículo siniestrado deberá pagar por adelantado y esperar a la liquidación de la compañía para cobrar ese dinero. Según ha hecho público Asegurator, sus clientes recibirán puntal información de todo lo que suceda con sus pólizas y no quedarán descubiertos en ningún momento. En estos momentos se busca una compañía que se haga cargo de la cartera de Asegurator para terminar con el problema de una sola vez.
Asegurator pertenece al Grupo Otaysa y funciona desde 1975. En este tiempo ha logrado hacerse con una cartera de 35.000 clientes y una prima de 4.000 millones de pesetas. Fuentes de la empresa aseguran que este cese se debe a la mala situación económica derivada del fuerte aumento de la siniestralidad en el sector del automóvil.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.