Lincoln quiere recuperar a los fieles del Town Car

Lincoln está entre la espada y la pared: busca un público más joven pero teme perder a sus más leales compradores. Con la nueva versión del Town Car, la marca de lujo de Ford quiere demostrar que todavía hay espacio en el mercado para los sedans.

Lincoln quiere recuperar a los fieles del Town Car
Lincoln quiere recuperar a los fieles del Town Car

El nuevo Town Car 2003 será expuesto en el Salón de Detroit, en enero, y saldrá a la venta el próximo verano. Eso sí, los máximos directivos de la marca ya han dejado claro que este sedán será "más Lincoln que nunca".

Han comprobado que su público más fiel (compradores que rondan los 70 años) no quedaron impresionados con las líneas más contemporáneas de la anterior generación. Según el portavoz de la compañía, Jim Cain, fueron "un poco agresivos con el modelo del 98 en un intento de ampliar el mercado, pero la gente que siempre compró el Town Car ha pedido un diseño más formal".

Este modelo, cuyas líneas más básicas datan de 1979, ha logrado atraer a un público fiel, que ahora se ve tentado por otros modelos como el Cadillac De Ville, su más directo rival.

Eso sí, la apuesta por las líneas tradicionales no implica dejar a un lado los últimos avances tecnológicos. El Town Car 2003 ha rediseñado su estructura, mejorado su frenada y dirección y aumentado su potencia. Montará un motor 4.6 V8 con 235 CV, que en los modelos Signature y Executive será incrementado en 15 CV. También será más grande gracias a un rediseño de su habitáculo. Todos los Town Cars serán equipados con ruedas de diecisiete pulgadas.

Los mejores vídeos