Ligera bajada de los carburantes

Con la llegada del verano se produce la tradicional bajada de precios de los carburantes. No obstante, los precios, que han rozado sus máximos históricos en nuestro país, aún no se acercan a los registrados a comienzo de año, que eran más baratos.

Pese a que el precio de los carburantes ha descendido en los últimos días, aún sigue siendo más alto que el que se registró en enero pasado.

Hace unas semanas que la directora general de Energía, Carmen Becerrill, acusó a las petroleras de "tirar de los precios hacia arriba". Como consecuencia de estas declaraciones, que las empresas petroleras más importantes del país no tardaron en rebatir, se ha producido un ligero descenso en el precio de los carburantes.

El precio de las gasolinas se ha incrementado, en lo que va de año, entre 0,06 y 0,15 euros por litro (entre 10 y 25 pesetas). El combustible que más ha sufrido este encarecimiento ha sido la gasolina sin plomo de 98 octanos, con una subida de 0,15 euros. Por detrás de este combustible y como si de un ránking se tratara encontramos la gasolina súper, con un aumento de 0,14 euros por litro; la sin plomo de 95 octanos, con 0,13 euros y el Diesel, con un aumento de 0,06 euros aproximadamente.

No obstante, a partir del pasado 26 de mayo se ha producido un ligero descenso del precio, pero mucho menos acusado que las subidas, claro. Las bajadas de precios han estado en torno a los 0,04 euros (7 pesetas).