Libre con cargos la mujer que se saltó un semáforo y causó un accidente mortal

La conductora británica que se saltó un semáforo al tratar de cambiar de sentido en una avenida de Alicante y chocó contra un autobús sin pasajeros, lo que causó la muerte de dos ocupantes del coche, ha quedado en libertad, aunque se le imputan dos presuntos delitos de homicidio por imprudencia.

Según el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), la mujer ha sido interrogada por el titular del juzgado de instrucción número 6 de la ciudad, que ha decidido dejarla en libertad en una causa abierta por los dos citados delitos.

La conductora arrojó un resultado negativo en la prueba de alcoholemia.

El accidente ocurrió ayer sobre las 22.20 horas en la avenida de Elche (principal acceso sur a la ciudad de Alicante) a la altura del complejo industrial audiovisual de la Ciudad de la Luz, y las dos mujeres fallecidas, británicas de 71 y 62 años, viajaban en la parte trasera del turismo.

La conductora y otra mujer que viajaba en el asiento de copiloto, de 59 y 58 años y también británicas, sufrieron daños de diversa consideración mientras que el conductor y único ocupante del autobús resultó ileso.

Según fuentes de la Policía Local, el turismo había sido alquilado por las cuatro ocupantes y se saltó un semáforo cuando intentaba realizar un cambio de sentido en la avenida.

En ese momento, un autobús urbano de la línea 27, que une el centro de Alicante con la playa de Urbanova, alcanzó al automóvil por su parte trasera.