Lexus, en busca de una imagen para España

Lexus, la marca de lujo más vendida en EE.UU., quiere relanzar sus ventas en nuestro país. Para ello, según reconocen, necesitan una nueva imagen. Cansada de que se les relacione con coches para "gente mayor", la compañía necesita rejuvenecerse: el recién presentado RX300 podría ser su elixir de juventud.

Desde el pasado mes de noviembre, Lexus España camina sola: gracias a un acuerdo con el grupo Bergé, nuestro país es el único de toda Europa donde no se comercializa junto a Toyota. El mercado español ha ganado peso; ahora, es -según la propia marca- el cuarto en su ránking de preferencia. Ya tiene 23 concesionarios y el año pasado comercializó 1.200 unidades. Sin embargo, las ventas no terminan de despegar. Lexus España se enfrenta a varios problemas: la ausencia de mecánicas Diesel -que acaparan casi la mitad de las ventas de coches de lujo en Europa- y una carencia de "imagen". El propio director general de la compañía para nuestro país, Pedro Escudero, ha reconocido en el Salón de Detroit que necesitan acabar con la idea de que sus vehículos son para "gente mayor".

El encargado de generar esa inyección de juventud es el recién presentado RX300. Se trata de un todo terreno mucho más grande y más seguro, que se ha mostrado por primera vez al público en el Cobo Hall de Detroit. Incluye elementos tan vanguardistas como el sistema AFS (Adaptative Front-lighting System o Sistema Adaptativo de las Luces Delanteras) que calcula, a partir de la velocidad del vehículo y el ángulo del volante, el área a iluminar. En Estados Unidos, Lexus ha logrado desalojar del primer puesto del segmento Premium (el más lujoso) a las alemanas BMW y Mercedes. Por eso, los responsables de la compañía en España citan continuamente el ejemplo estadounidense. Sin embargo, a nuestro país no llega el mismo número de modelos y -como hemos comentado- la carencia de motores Diesel se hace más problemática. Aun así, Lexus España espera terminar el nuevo año con 1.500 unidades comercializadas (trescientos coches más de los que vendió el año pasado).