Lear sigue adelante con el cierre de Cervera y negocia con los trabajadores

Las negociaciones acerca del futuro de la planta leridana de Cervera ya se están llevando a cabo. Los trabajadores quieren saber si hay posibilidad de fabricar otros componentes para el automóvil como alternativa al cierre.

Lear Corporation</font color="#0000CC"> va a cerrar la planta que tiene ubicada en Cervera (Lleida), a pesar de que durante 2001 la empresa estadounidense ganó, en España, 8 millones de euros (1.331 millones de pesetas). Los responsables de la planta, al anunciar el cierre de ésta, argumentaron que el exceso de producción y el caro mantenimiento de la mano de obra eran los causantes de la decisión.

El director general de Relaciones Laborales de la Generalitat, Jaume Abat, ha citado a la Dirección y a los sindicatos para comenzar las negociaciones acerca del futuro de la empresa. Los trabajadores, por su parte, han previsto manifestaciones de protesta, que, por el momento, no han sido desconvocadas hasta conocer las posiciones de las partes implicadas.

La reunión se está llevando a cabo hoy mismo, 14 de febrero, y, según UGT, el objetivo primordial es aclarar si la firma quiere y puede fabricar otro producto en Cervera (en la actualidad, se elaboran mazos de cables) y saber si hay posibilidad, en caso negativo, de que venga otra multinacional a instalarse en la localidad.

Los beneficios alcanzados el pasado año (8 millones de euros) no son suficientes para la empresa estadounidenses, sobre todo si se comparan con los 31,4 millones de euros (5.225 millones de pesetas) de beneficio que registraron el año 1997. Durante 1997 se registró el pico de ingresos de esta firma desde su llegada a nuestro país.

La crisis ha llegado hasta el Parlamento catalán, donde los dos principales partidos de la oposición han tachado la actitud del Ejecutivo de Pujol de pasiva. Además, han acusado al presidente de la Generalitat de dar privilegios a esta empresa hace unos años, cuando se instaló en esta comunidad autónoma.

Lear recibió ayudas y subvenciones
Lear Corporation recibió numerosas ayudas cuando llegó a Cervera hace más de quince años. De hecho, el Consistorio de la localidad leridana vendió el terreno de 40.000 metros cuadrados a la firma por unos 200 millones de pesetas (1,20 millones de euros).

La Consejería de Trabajo de la Generalitat catalana está investigando ahora si esta firma también recibió subvenciones para la formación. Además, Trabajo ha decidido abrir una investigación con la finalidad de aclarar las causas reales del cierre. Tras revelarse los últimos datos, se duda de que sean motivos económicos lo que empuja a Lear Corporation a cerrar la planta.

Mientras, Lear ha abierto en Valdemoro (Madrid) una planta de fabricación de asientos para automóviles hace unos meses. La factoría emplea a unas 200 personas.