Lear despide a los primeros empleados

La multinacional Lear ha formalizado los primeros despidos en la factoría de Cervera, que cerrará sus puertas antes de finalizar el año. En total, 653 empleados rescindirán sus contratos hasta el mes de noviembre; los 98 primeros salieron ayer de la fábrica.

Los despidos que está llevando a cabo la multinacional Lear son consecuencia del pacto alcanzado entre el Comité de Empresa y la Dirección de la compañía, en el que se contemplan indemnizaciones de 60 días por año trabajado para los más de 900 empleados que forman la plantilla de la factoría de Cervera.

Los trabajadores de la empresa sometieron a votación dicho acuerdo durante dos días. Finalmente, más del 90 por ciento apoyó este pacto como un mal menor ante la clara decisión de cerrar la planta adoptada por la multinacional.

Para el próximo mes de julio, el calendario de despidos prevé que se rescindan otros 210 contratos, a los que seguirán 290 en agosto y 20 en septiembre. Durante el mes de octubre, 185 empleados abandonarán la factoría de Cervera, mientras que los últimos 150 trabajadores saldrán de la fábrica en noviembre.

Fuentes del departamento de Trabajo de la Generalitat han afirmado que los primeros empleados que han abandonado la planta leridana de Lear dispondrán de una lista de ofertas de ocupación y recolocación en el punto de información laboral que dicho departamento ha abierto en el ayuntamiento de Cervera.

Manuel Gallardo, uno de los responsables de UGT, ha declarado que "con los despidos realizados, empezamos una nueva etapa que pasa por la recolocación de todos los trabajadores afectados, una etapa que vamos a seguir muy de cerca desde los sindicatos, aunque todo indica –según las promesas de la Generalitat y las ofertas recibidas en la Mesa de Reindustrialización- que podemos mirar hacia el futuro con optimismo. En cualquier caso, lo que realmente esperamos es que las ofertas de nuevas industrias y nuevos puestos de trabajo se materialicen lo antes posible", ha añadido Gallardo.

Paralelamente a la formalización de los primeros despidos, los responsables de Lear Cervera han empezado a desmantelar algunas de las máquinas de la fábrica leridana para trasladarlas al centro de producción que la multinacional posee en Polonia. Esta planta asumirá la fabricación del cableado para automóviles que hasta ahora se hacía en la capital de La Segarra.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.