Laurent confirma la venta del Twizy a finales de año y el compromiso de la marca con sus factorías en España

El presidente de Renault-España, Jean Pierre Laurent, ha confirmado este jueves que el nuevo modelo eléctrico Twizy se empezará a vender de forma oficial en España a finales de 2011 y ha afirmado que representa el compromiso de la marca con sus factorías españolas.

Laurent ha apuntado que la adjudicación del Twizy a Valladolid muestra la importancia que tienen las fábricas españolas para Renault y ha subrayado que éstas representan el 40 por ciento de los motores que produce el grupo en todo el mundo, así como el 15 por ciento de los vehículos y el 30 por ciento de las transmisiones.

El presidente de Renault-España ha anunciado asimismo que la firma abrirá, coincidiendo con la celebración del Salón Internacional del Automóvil de Barcelona, el periodo de reservas por internet de su nuevo modelo eléctrico Twizy, que se comercializará en el mercado español con un precio de partida de 4.917 euros con ayudas incluidas.

La versión de 45 centímetros cúbicos del Twizy (Urban 45), para la que no hará falta tener carné de conducir B, se podrá adquirir en España por 4.917 euros, con las ayudas a la compra de coches eléctricos incluidas, mientras que la variante Urban tendrá un coste de 5.409 euros y el Twizy Technic costará 5.972 euros.

Los clientes que decidan adquirir la versión de 45 centímetros cúbicos del Twizy deberán suscribir un contrato de alquiler mensual de 45 euros por las baterías, mientras que este importe se situará en 49 euros en el caso de la versión Urban, que puede alcanzar una velocidad máxima de 80 kilómetros por hora.

La compañía ha resaltado que este modelo combina las características de seguridad de un automóvil, con la agilidad y maniobrabilidad de una motocicleta y con las características de eficiencia y de cuidado del medio ambiente de la tecnología de propulsión eléctrica.

Laurent ha señalado en su intervención que el Twizy es el primer vehículo eléctrico producido a gran escala en España y mostró su apoyo a este tipo de tecnología, que permite reducir las emisiones de dióxido de carbono. El presidente de Renault España ha recordado por último que este coche tiene una autonomía de 100 kilómetros.