Las ventas europeas de coches caen un 7 por ciento

Tras los datos positivos de diciembre, las matriculaciones de turismos en el Viejo Continente han vuelto a bajar. En enero, el descenso en las ventas llegó hasta el 7 por ciento, una recesión que se ha acusado especialmente en países como Portugal, Italia o Bélgica.

Las ventas europeas de coches caen un 7 por ciento
Las ventas europeas de coches caen un 7 por ciento

Las ventas de turismos durante el mes de enero llegaron a las 1.189.538 unidades en el Viejo Continente, lo que representa un descenso del 7 por ciento respecto al mismo período del año anterior. Si tenemos en cuenta sólo los países de la Unión Europea, la caída es del 6,8 por ciento, un dato que tampoco invita al optimismo: tras los buenos resultados de diciembre, el comienzo del año ha sido débil, lo que refleja el retroceso económico generalizado.Cinco naciones consiguieron aumentar la comercialización de vehículos: Suecia (donde las matriculaciones subieron un nada despreciable 17,6 por ciento), Finlandia (15,7 por ciento), Grecia, Irlanda y Austria. Sin embargo, el grueso de los países europeos se ha visto afectado por la crisis del sector, que se ha hecho notar especialmente en Portugal: la cifra de automóviles vendidos en el mercado luso ha descendido un 21 por ciento respecto al mismo mes de 2002. En Luxemburgo también han acusado la recesión y sus matriculaciones han caído un 19,1 por ciento.

En nuestro país, la bajada fue del 5,6 por ciento, menor que la registrada en Italia (-14,5 por ciento), Bélgica o Francia, pero sensiblemente mayor que la que ha tenido lugar en el mercado alemán, cuyo descenso (el menor en Europa) apenas ha llegado al 2,6 por ciento. Por marcas, Mazda ha obtenido los mejores resultados, pues ha matriculado 16.922 vehículos en Europa, un 69,7 por ciento más que en enero de 2002. Saab ha logrado unas ventas un 17,8 por ciento mayores y, además de las compañías automovilísticas sueca y nipona, sólo Land Rover, Citroën, Honda y la división Mini de BMW han conseguido aumentar la comercialización de sus vehículos.

Los constructores restantes han registrado descensos más o menos acusados. Es el caso de Renault, (-17,5 por ciento), Jaguar, Volvo, Audi o Fiat, que sigue sin levantar cabeza y, durante el pasado enero, ha presentado una caída del 26,9 por ciento en sus ventas. Peor ha sido el caso de MG Rover, con unas matriculaciones un 35,2 por ciento menores que en el mismo período de 2001.