Las ventas de los vehículos de ocasión se desaceleran

Las matriculaciones de vehículos nuevos moderan su crecimiento y lo mismo ocurre con las ventas de coches usados: éstas sólo han aumentado un 1,7 por ciento hasta marzo.

Las principales patronales del sector creían que 2005 sería un ejercicio en el que aumentarían las ventas de vehículos de segunda mano, debido al moderado descenso que se espera en la matriculación de coches nuevos. Sin embargo, las paulatinas caídas en las operaciones de ambos sectores corren paralelas. Así lo demuestran los datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam). Según sus informes, las matriculaciones de automóviles de ocasión han aumentado un 1,7 por ciento hasta marzo, con 336.500 unidades comercializadas. Tras el récord de 2004 (1.442.000 coches), esta cifra supone una importante desaceleración.Todo hace pensar que, si las operaciones continúan al ritmo actual, el mercado de coches de segunda mano no alcanzará la convergencia con Europa. Éste es uno de los objetivos del sector, que ve cómo la media comunitaria es de 2,5 turismos usados por cada uno nuevo, mientras que la española es de 0,8 a uno.Con este ratio estamos a años luz de Reino Unido (3,5 a 1), Alemania (2 a 1) o Francia (1,9 a 1), según explica el diario “Expansión".