Las ventas de coches usados crecen un 17 por ciento en mayo en Extremadura, hasta los 3.118 vehículos

Las ventas de coches usados han crecido un 17 por ciento en mayo en Extremadura con respecto al mismo mes del año anterior, ya que se han producido 3.118 transferencias de vehículos en la región.

Por provincias, cabe destacar que en la de Badajoz se han adquirido 2.213 vehículos usados durante el mes de mayo, lo que supone un crecimiento del 18,6 por ciento respecto al mismo mes del año anterior, mientras que en la de Cáceres se han comprado 906 coches, un 16,03 por ciento más.

Así se pone de manifiesto en los datos de la consultora MSI para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), informa esta federación en nota de prensa.

El precio medio de los usados se situó en mayo en los 8.979 euros en la región, un tres por ciento más, según datos recogidos por el portal coches.net, y los modelos más demandados en Extremadura fueron la Clase C de Mercedes, el A3 de Audi, y Serie 3 de BMW, según los mismos datos.

En el total nacional, el mes acabó con 156.843 ventas, un 23 por ciento más, y en lo que va de año, este mercado ha crecido un 10,3 por ciento, con 682.525 ventas. De seguir así su tendencia, los concesionarios prevén que el mercado nacional de vehículo de ocasión cierre 2012 con un total de 1,7 millones de unidades vendidas, un 6,5 por ciento más que el año pasado.

Por canales, las ventas hechas entre particulares siguen predominando, con un 53 por ciento del total, con 83.258 unidades, mientras que las transferencias hechas por profesionales, en concesionarios y compraventas, son 'las que 'tiran' de este mercado, ya que crecieron en mayo un 44,4 por ciento, con 69.707 unidades, acaparando ya un 44 por ciento de las ventas de coches usados que se hacen en nuestro país'.

El presidente de Faconauto, Antonio Romero-Haupold, ha destacado que los concesionarios 'están priorizando la actividad de sus departamentos de vehículo usado para tratar de paliar la parálisis que vive la venta de coche nuevo y la caída en la actividad del taller', lo que 'ha conllevado también una mayor profesionalización para adaptarse a las necesidades de un nuevo tipo de cliente'.

Por edades, las transferencias de coches con más de diez años supusieron el 40 por ciento del total, mientras que las de 0 a 5 años acapararon el 31,4 por ciento, y las de 5 a 10 años de antigüedad fueron el 28,4 por ciento. Al finalizar 2012, se espera que la media de edad de los vehículos transferidos sea de 9,3 años.