Las ventas de coche de ocasión han crecido un 14 por ciento en España

El margen económico es mayor para los vendedores en el caso de los vehículos usados que en el de los nuevos.

Durante los nueve primeros meses del año se ha registrado en España un incremento de las ventas de los automóviles usados de un 14 por ciento respecto al acumulado enero-septiembre de 1999. Según datos de la asociación de vendedores de automóviles, Ganvam, durante el año pasado se transfirieron 965.000 vehículos, lo que ya supuso a su vez un incremento del 7 por ciento respecto al año anterior, 1998. A pesar de estas cifras, España es uno de los países de la Unión Europea con menos ventas de vehículos usados, con una proporción de 0,7 coches usados por cada unidad de vehículos nuevos. En Francia o en Alemania, el ratio es de 2 vehículos usados por cada nuevo y, en Gran Bretaña, se alcanzan los 3 vehículos por cada nueva adquisición.
Los vehículos que más se venden dentro de este sector son los seminuevos, aquellos que tienen menos de un año, pero este porcentaje está disminuyendo, porque los clientes cada vez ven menos interesante la compra de un automóvil seminuevo con una diferencia del 10 por ciento en el precio en relación con uno nuevo; no compensa, de ahí la reducción. De todas formas la industria se está dando cuenta de que el margen de beneficio es mayor en la venta de usados que de nuevos, con lo que la tendencia puede variar en los próximos años.
En España, la media de edad de los vehículos transferidos es de ocho años y en el resto de Europa llega a los cuatro años, otro motivo por el cual las ventas no son parecidas en el mismo territorio de la Unión Europea.