Las ventas de automóviles en los Estados Unidos caen un 2 por ciento

General Motors ha sido el único fabricante local que ha podido, a duras penas, sobreponerse a la debilidad de la economía nacional y a la subida del precio de la gasolina, obteniendo unas ventas positivas. Los fabricantes extranjeros, por su parte, continúan con su ascenso.

Las ventas de automóviles en los Estados Unidos caen un 2 por ciento
Las ventas de automóviles en los Estados Unidos caen un 2 por ciento

Las ventas cosechadas por los fabricantes de automóviles en los Estados Unidos durante el mes de mayo reflejan los destellos de una supuesta debilidad de la economía nacional y el incremento de los precios de la gasolina. Sin embargo, el bombardeo de descuentos en pagos al contado, de "leasings" baratos y de créditos a bajo interés ha permitido superar con mayor o menor éxito el declive comercial que se esperaba.
Las ventas generales de berlinas, todo terrenos, "pick-ups" y monovolumenes descendió, según estimaciones, en un 2 por ciento respecto a mayo de 2000, bastante por debajo de lo apuntado por los analistas del sector.
Otro mes más los constructores locales sufrieron el retroceso más grave, mientras que los extranjeros volvieron a aumentar su cuota de mercado, demostrando que el usuario norteamericano cada vez confía y se siente más atraído por el producto japonés y europeo.

General Motors, el único americano que sube
De todos modos, la mayor sorpresa ha venido de parte de General Motors. De los tres grandes fabricantes estadounidenses (los otros dos son Ford y DaimlerChrysler), el número uno mundial fue el único capaz de presumir de un ligero incremento de sus ventas en mayo.
GM presentó un aumento del 0,4 por ciento, gracias al 9,5 de subida en las ventas de su división de vehículos comerciales, frente al 8,6 por ciento de caída experimentado por sus marcas de automóviles. Según estas estimaciones, es la primera vez, desde noviembre, en que sus resultados comerciales superan los obtenidos en el mismo mes del ejercicio precedente.
Respecto a Ford Motor, la polémica con Firestone por la responsabilidad en los accidentes de los Explorer le ha hecho mucho daño y sus ventas han caído un 11,6 por ciento. La parte americana de DaimlerChrysler, por su parte, después de varios meses con disminuciones superiores al 10 por ciento, por fin reportará una caída inferior a ese dígito. Se espera que esté en torno al 8,3.

Europeos y japoneses continúan ascendiendo
La otra cara de la moneda es la de las compañías extranjeras que, de nuevo, han robado un "trozo de pastel" a los fabricantes locales. Toyota Motor asegura que ha logrado su más alto índice de ventas desde que se implantó en los Estados Unidos, al igual que las firmas coreanas Kia y Hyundai.
Volkswagen habla de su mejor mes en los últimos 28 años y Honda Motor reconoció un 4,5 por ciento de aumento, gracias al todo terreno Acura MDX y al monovolumen Odissey
El único que ha anunciado unas ventas inferiores a las cosechadas en mayo de 2000 ha sido Nissan Motor, que indicó una caída del 7 por ciento.

Resultados en Japón
El segundo país productor mundial de vehículos, Japón, también hizo públicas sus cifras de ventas durante el mes recién finalizado. Según la Asociación Japonesa de Concesionarios de Automóviles, las ventas subieron un 1,4 por ciento, lo que supone el octavo mes de avance consecutivo, con 288.990 unidades vendidas.
Por marcas, Honda, con un 21,8 por ciento de aumento y Nissan, con el 6,7 por ciento, son quienes han sufrido el incremento más espectacular.

Los mejores vídeos