Las ventas de automóviles en Estados Unidos descendieron en agosto

Siguiendo las previsiones de los analistas, las ventas de coches en Estados Unidos han sufrido una importante caída a lo largo del mes pasado. Además, los fabricantes estadounidenses han perdido terreno frente a sus rivales extranjeros, un nuevo signo de que los consumidores se vuelven más pesimistas a medida que la economía norteamericana se debilita.

Los resultados han superado las predicciones menos prometedoras, pues las ventas de Ford y General Motors han llegado a caer un 20 por ciento, cuando los analistas barajaban cifras en torno al 10 por ciento.

Así, la firma del óvalo (excluyendo sus marcas Jaguar y Volvo) ha sufrido un descenso en las matriculaciones del 8,4 por ciento en agosto. Las ventas de coches cayeron un 18,4 por ciento, mientras que las de todo terreno bajaron un 2,1 por ciento. Sin embargo, Ford ha anunciado que el pasado agosto ha sido el segundo mes del año en el que se han matriculado más Explorer.

Las ventas de GM (sin tener en cuenta su firma Saab) han descendido un 7,9 por ciento. Las matriculaciones de coches cayeron un 20,2 por ciento, pero las de todo terreno aumentaron un 6,7 por ciento.

Por su parte, DaimlerChrysler ha anunciado que sus operaciones han descendido un 24 por ciento desde el año pasado, cuando consiguió un récord de matriculaciones, gracias al aumento de los incentivos para los consumidores.

Las marcas europeas y japonesas, como viene ocurriendo a lo largo de todo el año, han arrojado mejores resultados, arrebatando cuota de mercado a las firmas norteamericanas. Este ha sido el caso de Toyota, que ha aumentado sus ventas un 7,2 por ciento, llegando a las 158.918 unidades, 6.000 vehículos más que el grupo Chrysler. Ninguno de los "tres grandes" (GM, Ford y DaimlerChrysler) habían sido superados hasta ahora en volumen de negocio por un productor extranjero.

Volkswagen AG, el séptimo fabricante por ventas en Estados Unidos, ha obtenido sus mejores resultados desde agosto de 1973, dado que sus operaciones han aumentado un 13 por ciento. Las matriculaciones de Audi, su marca de lujo, subieron un 1,8 por ciento.

A pesar de todo, los expertos se muestran optimistas, ya que, como ha declarado George Pipas, analista de Ford, "los resultados que estamos viendo ahora son los que esperábamos para el primer trimestre de este año. Partiendo de esta base, es posible que se dé una recuperación económica y una aceleración en las ventas en 2002".