Las quiebras de los proveedores de Daewoo paralizan sus operaciones

La escasez de capital ha llevado a la quiebra a casi una treintena de proveedores de Daewoo Motor y amenaza con paralizar las fábricas de la empresa automovilística.

Según la organización Hyubsinhoi (entidad que agrupa a los proveedores del fabricante), desde que Daewoo fue declarada en bancarrota en noviembre del año pasado unas 29 compañías que le suministran componentes han quebrado, mientras que otras 30 se encuentran al borde de la ruina.
Muchos de estos proveedores han pedido préstamos privados que exigen un alto porcentaje de intereses. Además, se han visto obligados a reducir sus plantillas y abaratar los costes de producción para evitar la quiebra.
Por desgracia, la situación no ha mejorado pese a la aplicación de estas medidas y la organización Hyubsinhoi ha pedido a los acreedores una inyección urgente de casi 300.000 millones de wones (45.944 millones de pesetas) para remediar esta crisis.
Por otra parte, el presidente del Banco Coreano de Desarrollo (KDB), principal acreedor de Daewoo, ha anunciado esta mañana que ya ha concluido la primera fase de las negociaciones con la compañía estadounidense General Motors, que podría comprar la empresa automovilística surcoreana.

Los mejores vídeos