Las pyme de Valladolid, el 94% del tejido empresarial, Cecale de Oro por su esfuerzo ante la crisis y por 'justicia'

Soler plantea la opción de eximir a universitarios emprendedores del pago de la cuota de autónomos o de reducirla al cinco o diez por ciento

Las pequeñas y medianas empresas de Valladolid con menos de diez trabajadores, que representan el 94 por ciento del tejido empresarial de la provincia, se han alzado este viernes con el Cecale de Oro por el esfuerzo realizado durante la crisis y por 'justicia'.

Así lo ha puesto de manifiesto este viernes el presidente de la Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE), Manuel Soler, quien en un desayuno con los medios de comunicación ha vinculado esta decisión en los 'muchos años' que estas empresas 'llevan aguantando y soportando' la crisis.

Asimismo, ha destacado su esfuerzo por mantener 'a duras penas' sus puestos de trabajo y su presencia en el mercado 'con grandes dificultades' por lo que el galardón, según ha explicado, reconoce la labor de quienes llevan 'cinco años esperando a que alguien resuelva este problema'.

El galardón, que en nombre de todos ellos recogerá quien fuera fundador de la CVE y presidente de la Cámara de Comercio, Vicente Garrido Capa, por su demostrada 'independencia' en el ámbito empresarial.

Durante su comparecencia ante los medios, Soler ha atribuido a estos pequeños y medianos empresarios la salida de la crisis ya que la solución no va a llegar, a su juicio, de la mano de una 'nueva fábrica de coches' ni Iveco y Renault 'pondrán la luz al final del túnel', punto en el que ha matizado no obstante que es 'magnífico' que la automovilística gala esté en la ciudad.

Asimismo, el premio tiene una connotación reivindicativa: 'que los políticos hagan su trabajo'. Para el líder de la patronal vallisoletana, es 'fundamental' que se resuelva la reforma financiera y, en referencia a frases lanzadas por distintos dirigentes políticos, ha trasladado su deseo de, 'dentro de poco', estar 'bailando el sirtaki'.

EXISTE UN 'EXCESO DE MICROPYME'

Manuel Soler, quien ha defendido la necesidad de hacer crecer las pequeñas y medianas empresas porque en su mano está la innovación, las exportaciones y la formación, entre otros, ha reconocido la existencia en España de un 'exceso de micropymes'.

En este contexto la universidad juega un papel relevante ya que, a su juicio, se tendría que conseguir que entre en la empresa, punto en el que ha sugerido la posibilidad de eximir a los estudiantes universitarios emprendedores del pago de la cuota de autónomos o su reducción al cinco o diez por ciento.

Tras matizar que la recaudación de la Seguridad Social por parte de este colectivo es 'marginal', ha asegurado que esta cuota constituye el 'coste más alto' para cualquier emprendedor y que sería ese colectivo, con su formación, el que ayudaría a salir de la crisis.

'Esto es fundamental', ha señalado Manuel Soler, quien por otro lado ha vuelto a acusar a los políticos de no hacer 'seriamente' su trabajo y ha invitado a Valladolid a buscar un modo 'atractivo' de captar inversión.

Por ello, ha instado a esperar a ver qué hacen para que la gente 'piense que Valladolid es un buen sitio para invertir su dinero', para lo que es preciso contar con administraciones 'que ayuden'.