Las principales factorías de coches secundaron la huelga en la madrugada

Las principales factorías automovilísticas secundaron en los turnos de noche-madrugada la huelga general convocada para hoy por los sindicatos para demandar un referéndum que se pronuncie sobre los recortes sociales del Gobierno.

El sector automovilístico tradicionalmente sigue con mayoría significativa este tipo de paros, ya que la ubicación de instalaciones en polígonos industriales facilita la concentración de piquetes informativos.

Fiel a esta tradición, la acción de los piquetes se ha dejado sentir en los aledaños de estas instalaciones y ha motivado, en algunos casos, la intervención de las fuerzas del orden, pero sin incidentes de consideración.

El sindicato UGT, uno de los convocantes, a través de su federación metalúrgica, ha cifrado en un 83 % el seguimiento de las primeras horas de la huelga en este sector, una de cuyas ramas es la industria automovilística.

Los trabajadores del turno de noche de la planta de Ford en Valencia han secundado la huelga general, aunque cumplen los servicios mínimos para garantizar el mantenimiento de la planta y su seguridad. De todas maneras, se ha paralizado la producción.

También total ha sido el seguimiento en la factoría de General Motors- Opel en Figueruelas, cuyos paros se iniciaron a las 22.00 horas de anoche, según fuentes del comité de empresa.

La entrada de los servicios mínimos de mantenimiento en la planta de General Motors, alrededor de 170 trabajadores, entre miembros de la propia plantilla y de empresas auxiliares, se ha producido sin incidentes.

La misma tónica de seguimiento se ha dado en la planta navarra de Volkswagen, cuyos empleados del turno de noche han paralizado la producción, también, según la valoración de los convocantes.

Las factorías de Nissan y Seat en la provincia de Barcelona también apoyaron la huelga con un paro masivo, como lo han calificado las fuentes informativas convocantes, cuyo principal impacto se traduce en dejar de producir más de 2.500 vehículos.

En la fábrica de Seat en Martorell (Barcelona), donde suelen trabajar diariamente unas 11.000 personas, han acudido dentro de los servicios mínimos 67 empleados pertenecientes al turno de noche.

En la factoría de Nissan de la Zona Franca de Barcelona (3.500 trabajadores), según fuentes del sindicato USO, los servicios mínimos operan desde las 22.00 horas de anoche 'con normalidad'.

En la planta viguesa de PSA Peugeot Citröen, donde a falta de datos oficiales de seguimiento en el turno de noche, los sindicatos hablan de 'dificultades' para que puedan arrancar las líneas de producción, al tiempo que confían en un seguimiento total en el turno de mañana.

En Villaverde (Madrid), en la factoría de este mismo fabricante, la huelga no ha tenido incidencia, ya que hoy es uno de los días incluidos en el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que se aplica a esta factoría y que fue acordado con los sindicatos, antes de conocerse la convocatoria de la huelga general, informaron a Efe fuentes de la empresa.

En Valladolid, Renault, que ayer firmó el acuerdo entre empresa y sindicatos sobre las nuevas condiciones de competitividad para optar al plan industrial de la marca del rombo, que podría generar 1.300 empleos, la fábrica de carrocerías ha tenido alguna incidencia y la de motores ha trabajado.

La factoría de Michelín en la localidad castellano-leonesa se sumó a las acciones de la huelga general con el 60 % de su plantilla.