Las previsiones pesimistas sobre firmas locales desinflan el Kospi

La Bolsa de Seúl cerró hoy una jornada en la que, según analistas locales, los inversores tuvieron en cuenta las previsiones pesimistas sobre los anuncios de resultados del tercer trimestre por parte de las principales empresas del país.

El índice referencial Kospi perdió 14,78 puntos, el 0,76 por ciento, hasta 1.926,81 unidades en una sesión en la que se movieron 3.720 millones de dólares, mientras el tecnológico Kosdaq, por el contrario, subió 1,15 puntos, el 0,22 por ciento, hasta los 524,15 enteros.

Los inversores, que desde hace días mantienen preocupaciones por los posibles resultados peores de lo esperado de los grandes conglomerados de Corea del Sur, temen además que la desaceleración económica mundial siga afectando a estas entidades en el futuro, indicaron analistas locales.

Esta semana, los gigantes surcoreanos Samsung Electronics y Hyundai Motor, entre otras empresas, harán públicos sus beneficios y ventas alcanzados en el concluido tercer trimestre.

En el sector de la siderurgia, el principal fabricante de acero del país, Posco, cerró un 2,11 por ciento a la baja en la sesión de hoy, que dejó pérdidas del 0,99 por ciento a la segunda mayor firma de fundición de zinc del mundo, Korea Zinc.

Más negativa aún fue la jornada para los constructores de barcos locales como Hyundai Heavy Industries, el mayor astillero del mundo, cuyos títulos perdieron un 3,29 por ciento, y Daewoo Shipbuilding & Marine Engineering, que se dejó un 3,29 por ciento.

El número uno nacional del sector del automóvil, Hyundai Motor, cerró un 1,33 por ciento en negativo y su filial Kia Motors cayó un 1,36 por ciento.

Entre las principales firmas tecnológicas Samsung Electronics, valor de referencia del Kospi, perdió un 0,15 por ciento, mientras LG Display, por el contrario, creció un 1,86 por ciento.

La moneda local ganó 1,1 unidades frente al dólar, que se intercambiaba en 1.103,1 wones al cierre de la sesión.

Los mejores vídeos