Las previsiones de Opel siguen siendo optimistas

Opel espera mantener sus cifras de pérdidas durante este 2002 dentro de las previsiones del Plan Olympia, que contempla el despido de 2.500 trabajadores.

La compañía automovilística Opel ha anunciado que mantiene sus previsiones optimistas para este 2002. Según la marca del rayo, aunque la situación pueda empeorar en el mercado internacional, Opel reducirá "considerablemente las pérdidas con respecto a 2001", en palabras de Carl-Peter Forester, presidente de la marca.

Opel sufrió el año pasado unas pérdidas operativas de 674 millones de euros (unos 112.144 millones de pesetas), lo que le llevó a la puesta en marcha del denominado Plan Olympia. El mencionado plan, que supone el despido de unas 2.500 personas, por el momento, se mantendrá en pie, con el objetivo de conseguir sanear las cuentas y llegar a números negros durante el próximo año.

Además de la reducción de plantilla, Opel previó un ahorro de costes cercanos a los 2.000 millones de euros (más de 300.000 millones de pesetas) a través de cierre de parte de sus concesionarios en Europa y ahorro en determinados materiales.