Las petroleras subirán los precios de la gasolina en torno a Semana Santa

El aumento de la cotización internacional del crudo, superior al 20 por ciento en el último mes, ha llevado a las petroleras que operan en España a insinuar un incremento inmediato del precio de las gasolinas. Fuentes del sector lo dan casi por seguro e incluso se atreven a dar cifras: de 1 a 3 céntimos por litro de carburante.

La única duda que se plantean reside en la fecha de la subida. Los responsables de las compañías del sector no saben si realizarla en plena Semana Santa o si, por el contrario, esperar hasta la finalización de las jornadas festivas para reducir el impacto social de la impopular medida.

Desde la última subida de los carburantes el pasado 6 de marzo (entre 1 y 3 céntimos), el precio internacional del crudo no ha parado de crecer. Ahora, un barril cuesta 25,38 dólares, cifra que seis meses atrás los expertos consideraban impensable. Ello ha arrastrado los precios de los productos transformados. En apenas 16 días, la tonelada de gasolina ha pasado de 200 a 246 dólares y la de gasóleo, de 195 a 210. Las operadoras explican que al no haberse difundido al precio final, el incremento ha provocado que los márgenes comerciales se hayan reducido considerablemente (entre cuatro y cinco céntimos de euro menos). Ante estos datos, las empresas sostienen que la subida se hace inevitable, aunque aclaran que sólo se aplicará a las gasolinas, cuya demanda aumenta con la llegada de la temporada primaveral, mientras que la del gasóleo de automoción se reduce.

A pesar de la subida inminente, la preocupación para el consumidor no se encuentra tanto a corto como a largo plazo. Analistas internacionales opinan que no sería descabellado pensar que el precio del crudo Brent continuase al alza hasta llegar a los 30 dólares por barril a finales de 2002; y lo justifican diciendo que hace medio año nadie pensaba que su pudiese superar la psicológica barrera de los 25 dólares. El anuncio de la Opep de que sólo aumentará la producción cuando se llegue a la primera cifra no hace sino corroborar las creencias de los expertos. La recuperación económica de los Estados Unidos y la tensión existente en Oriente Medio y Venezuela son otros factores que han impulsado y están impulsando la subida.

De todos modos, las petroleras españolas no creen que se llegue a la situación del año 2000, aunque sí apuntan más incrementos en el verano.

Una vía penal
Precisamente, lo ocurrido hace dos años en el sector español de las gasolinas ha vuelto a la primera página de la actualidad. La Plataforma Nacional de Consumidores de Carburantes ha abierto una vía de lucha legal contra las petroleras Repsol YPF y Cepsa a las que acusan de haber pactado precios en aquella época vulnerando la libre competencia.

Ahora, tras la desestimación por parte del Fiscal General del Estado, Jesús Cardenal, de la querella presentada por el Fiscal Anticorrupción, Carlos Jiménez Villarejo, la Plataforma ha decidido seguir la vía penal y ha presentado una denuncia ante la Audiencia Nacional. Anteriormente, todas las acusaciones contra las operadoras habían seguido un cauce administrativo.

En estos momentos, la organización está a la espera de que la patronal de las estaciones de servicio, CEEES, respalde su denuncia.