Las petroleras reducen el precio de la gasolina en tres y cuatro pesetas

La disminución de la cotización internacional de la tonelada de gasolina para automoción ha llevado a las tres principales operadoras de nuestro país a bajar el precio medio del litro de gasolina, que cuesta entre tres y cuatro pesetas menos desde la pasada medianoche. El gasóleo mantiene su coste.

Las tres principales petroleras que operan en el mercado español, Repsol YPF, Cepsa y BP, decidieron, casi simultáneamente, la disminución de los precios de sus gasolinas, medida que se hizo efectiva la pasada medianoche. Por el contrario, determinaron mantener el precio del gasóleo destinado a automoción.
Repsol anunció una bajada de tres pesetas de media por litro de combustible, mientras que sus dos rivales optaron por cuatro.
El litro de gasolina sin plomo de 95 octanos ha pasado a costar 143 pesetas en las estaciones de servicio Repsol. El precio de la súper es de 143 y la sin plomo de 98 octanos cuesta 152,8 pesetas.
En las gasolineras de Cepsa y BP, el precio del litro del carburante de 95 octanos es de 141,9 y 142,6 pesetas, respectivamente, el de súper, de 151,7 y 152,4, y el del combustible sin plomo de 98 octanos, de 152,8 y 154,7.

Descenso de la cotización internacional
La decisión ha sido propiciada por el descenso en la cotización internacional de las gasolinas, que han visto cómo en los últimos días se ha reducido su precio en 10 dólares por tonelada (alrededor de las 1.900 pesestas). En Estados Unidos, el coste del galón ha caído en 11 centavos de dólar en apenas un mes, lo cual ha servido para atenuar los efectos de una de las mayores crisis energéticas sufridas por el país.
El secretario de Energía de la Administración Bush, Spencer Abraham, realizó unas declaraciones en las que reafirmaba la tendencia a la baja que ha tomado el precio del carburante: "la disminución bien podría producirse durante todo el verano".
Al clima de calma contribuye el mercado petrolífero, que pasó por momentos de tensión antes de la última cumbre de la Opep. Ante la firmeza de los países productores, que no piensan variar sus cuotas de producción, los mercados se han tranquilizado y el petróleo ha bajado levemente de precio, arrastrando a la baja todas las cotizaciones.

No hay competencia
En otro orden de cosas, el secretario general de Economía y Defensa de la Competencia, Luis De Guindos, afirmó rotundamente que España necesita otras 2.000 o 3.000 estaciones de servicio para que se pueda decir que en el mercado del carburante hay competencia.
El representante del gobierno realizó este aserto ante las preguntas realizadas por varios medios de comunicación sobre las resoluciones adoptadas por el Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC) por las actuaciones llevadas a cabo por Cepsa, hechas públicas, y por Repsol, que aparecerán en las próximas semanas.
De Guindos indicó que estas gasolineras deberían ser exclusivamente de operadores diferentes a las dos firmas anteriormente citadas, las cuales ocupan el 80 por ciento de la cuota de mercado.

Los mejores vídeos