Las petroleras, ¿culpables de los precios del gasóleo?

El ministro de Industria, José Montilla, pidió a las petroleras hace unos días que rebajasen sus márgenes, con el fin de dar un respiro a los precios del combustible. Ahora, el Ministerio de Fomento ha culpado directamente a estas empresas del encarecimiento del gasóleo, que está pasando una enorme factura a las empresas de transporte.

La formación de los precios del gasóleo “presenta una escasa transparencia e insuficientes condiciones de mercado". En estos términos se ha expresado el Ministerio de Fomento, que ya ha encontrado un claro culpable para el “deterioro que están sufriendo los costes de los servicios de transporte". Las petroleras son las responsables de esta situación, según el borrador del acuerdo al que se ha llegado con las organizaciones del Comité Nacional del Transporte, recogido por el diario “Expansión". Tras Cepsa, Repsol anunció que bajaría el precio de sus carburantes, una medida que se ha hecho efectiva el 1 de octubre.

No es la primera vez que se dirigen estas acusaciones contra las compañías dedicadas al refino y a la comercialización del crudo. En 2001, se dijo que las empresas no estaban reduciendo el precio del gasóleo con la misma rapidez y en la misma cuantía en la que bajaba el importe del petróleo. En los últimos años, varias entidades se han enfrentado a demandas, coincidiendo con el encarecimiento del barril de crudo. Mientras tanto, los transportistas siguen moviéndose en un escenario cada vez más árido. El sector, las asociaciones de cargadores y el Ministerio de Fomento han firmado una declaración que será ratificada, probablemente, el día 7. El encuentro será aprovechado para anunciar las medidas que ha aprobado el Gobierno para este segmento del mercado.Estas disposiciones están encaminadas a mejorar la competitividad y a acabar con las prácticas de competencia desleal presentes en el sector. Entre las medidas más importantes se encuentra la que establece que “todos los contratos, escritos o verbales, deben incluir una cláusula de revisión automática de aplicación mensual de los precios del transporte, en función de la evolución del coste del gasóleo". El Ejecutivo se comprometerá a impulsar y apoyar ante la Comisión Europea la conveniencia de regular en todo el ámbito de la Unión dicha cláusula. Con el fin de no vulnerar la legislación, “no debería existir ninguna recomendación sobre los precios finales".Por su parte, el Consejo de Ministros también ha anunciado que está dispuesto a fortalecer la participación y la coordinación de las inspecciones de Transportes, Trabajo y Hacienda Tributaria, además del propio servicio de Defensa de la Competencia. Así, se creará una unidad especial que se encargará de perseguir los actos empresariales desleales, entre los que se encuentra, por ejemplo, la venta a pérdidas. Esta disposición ha sido rechazada por la CETM, la patronal del transporte.Los precios del petróleo y de los combustibles han bajado en Nueva York, mientras se vislumbran los signos de un retroceso en la demanda –lo que disminuye la presión sobre los importes- y de una leve recuperación de la manufactura en el Golfo de México. A pesar de todo, un 97,8 por ciento de la producción diaria de la zona continúa paralizada, lo que equivale a una pérdida de 1,46 millones de barriles. Desde el 26 de agosto, el descenso en la manufactura llega al 7,4 por ciento del total anual. Las 19 refinerías que permanecen inactivas tienen la capacidad de tratar algo más de 3 millones de barriles diarios, un 20 por ciento del total de que dispone Estados Unidos. Hace un año, el gobierno aprobó una ayuda de seis céntimos de euro por litro de gasóleo consumido a los agricultores afiliados al Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social. Con esta medida, se pretendía compensar la subida de precios de este carburante. Sin embargo, el cobro de dichas ayudas se ha retrasado casi 12 meses. Para cuando los solicitantes han empezado a percibir las compensaciones, este carburante había vuelto a subir: de los 0,55 euros por litro, se ha pasado a un importe de 0,66 euros/litro. Ahora, el sector reclama nuevas compensaciones. Entre ellas se encuentra la supresión del impuesto sobre los hidrocarburos, la subida de dos puntos en el IVA que perciben y la repetición de la ayuda directa concedida en el marco de los márgenes previstos por la Unión Europea, según explica el diario “El País".

El Ministerio de Agricultura ya ha anunciado que es muy difícil que se cumplan estas peticiones, aunque se ha mostrado dispuesto a estudiarlas. Además, el gabinete ha asegurado que podría prorrogar un año más las subvenciones complementarias en materia de fiscalidad aplicadas en el último ejercicio. Asimismo, Agricultura quiere buscar soluciones a largo plazo ante la escalada de los precios de los carburantes. La Delegación de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa en Cádiz ha abierto un expediente sancionador y ha cerrado tres surtidores de gasóleo A (dos en Jerez de la Frontera y uno en El Puerto de Santa María) debido a la existencia de combustible adulterado.
Hace un mes, 48 empresas transportistas presentaron denuncias por una supuesta alteración del gasóleo, que había provocado averías en sus vehículos. Tras el análisis de varias muestras, se ha procedido a la clausura de estas instalaciones, que no podrán volver a utilizarse “mientras no se acredite la limpieza de los tanques y las conducciones".

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.