Las obras estivales dificultan la circulación en Madrid

Con la llegada de los meses estivales llegan también las obras para mejorar algunos de los problemas de tráfico en la capital. El Ayuntamiento aprovecha la menor circulación que se registra en verano para realizar el grueso de los trabajos de mejora de las calles: una pesadilla para los conductores que no se encuentran de vacaciones.

Una vez más, como ocurre todos los veranos, Madrid se convierte en una ciudad en obras. La disminución de la circulación, debido a las vacaciones que disfrutan muchos ciudadanos, permite trabajar para poner solución a muchos de los problemas de tráfico antes de la llegada del otoño.

Uno de los proyectos que más perjudicará a la circulación de la capital será la "Operación Asfalto", llevada cabo por el Ayuntamiento de Madrid. El nuevo plan servirá para renovar el pavimento de 116 calles de la ciudad. Los trabajos, que durarán hasta finales de agosto, se realizarán por la noche en aquellas calles de mayor circulación, mientras que en el resto se producirán cortes durante todo el día. El presupuesto para la operación asciende hasta los 2,5 millones de euros (unos 416 millones de pesetas).

Calles tan transitadas como el paseo de la Castellana (entre plaza de Castilla y Sinesio Delgado), las avenidas de Alfonso XIII y del Mediterráneo o las calles de Embajadores, Peña Trevinca, San Bernardo y Zurbano sufrirán interrupciones en la circulación para mejorar su calzada.

Sin embargo, los conductores de la capital que todavía no se encuentren de vacaciones no sólo tendrán que soportar este proyecto estival. En primer lugar, la N-II esta sufriendo cortes de tráfico, debido a las obras del túnel de María de Molina. Hasta finales de marzo no está prevista la conclusión de las obras, por lo que se mantendrá un desvío por el lateral, que seguirá provocando fuertes retenciones.

No será éste el único desvío que afectará notablemente la circulación. La M-40 también presenta diferentes variantes, debido a la construcción de un carril adicional por cada sentido, en el tramo que une Pozuelo y la M-607.

En tercer lugar, hay que destacar que el túnel de Sinesio Delgado se encuentra cerrado al tráfico y permanecerá así por lo menos durante 25 días más. El motivo son los trabajos que ha empezado a ejecutar el área de Obras del Ayuntamiento de Madrid, con el fin de mejorar la seguridad general del paso.

Futuros proyectos
A pesar de los numerosos planes que el Ayuntamiento de Madrid tiene en marcha para mejorar la circulación de la capital, los proyectos siguen apareciendo. Un informe elaborado por el área de Urbanismo planea soterrar la M-30 junto al antiguo matadero municipal, situado entre el paseo de la Chopera y el Manzanares.

Las razones hay que encontrarlas en la rehabilitación del viejo matadero, que pasará a convertirse en un nuevo espacio de ocio y cultura. El Consistorio plantea la necesidad de reducir el impacto visual y acústico que tiene el tramo de la autovía que discurre junto al lugar; para ello aboga por rebajar la actual calzada de la M-30.

El Ministerio de Fomento también ha anunciado la intención de llevar a cabo otros tres proyectos que permitan, en este caso, descongestionar la carretera de A Coruña. El primero de ellos promueve la ampliación a cuatro carriles por sentido en el tramo comprendido entre el Eje del Pinar y la localidad de Collado Villaba. El segundo pretende la ampliación a tres carriles desde Villalba al municipio de Guadarrama, mientras que la tercera solución puede ser la construcción de un nuevo túnel en esta misma localidad. De continuar el proyecto, las obras se iniciarían en 2005.