Las obras en Madrid, paralizadas

Durante las últimas semanas, el Ministerio de Fomento ha acelerado diversas obras reclamadas desde la Comunidad de Madrid. Los técnicos de dicho ministerio han pedido a la subdirectora general de Carreteras, María Ángeles Yáñez, que se paralicen todas las obras, porque no son tan urgentes como Fomento había comunicado.

El próximo 2 de abril se constituirá un nuevo Gobierno y hasta ese momento las obras relativas a infraestructuras más importantes de cuantas se están llevando a cabo en la Comunidad de Madrid permanecerán paralizadas. Así al menos lo han pedido diversos altos cargos del Ministerio de Fomento a la subdirectora general de Carreteras, María Ángeles Yáñez. Según estos técnicos, la construcción de la M-60 (el estudio medioambiental se licitó el pasado viernes), el cierre de la M-50 entre Pozuelo y la carretera de Burgos y la radial 1 (paralela a la actual A-1, Burgos) no son obras que corran demasiada prisa por intensidad de tráfico. Se da la circunstancia de que ha existido una fuerte oposición a estas obras debido a su negativo impacto ambiental. Las dos primeras (M-60 y cierre de la M-50) atraviesan diversas zonas de protección medioambiental.Las retenciones que se producen a determinadas horas del día es el argumento esgrimido por el Ministerio de Fomento para acelerar estas obras. En opinión de los técnicos de este mismo ministerio, los picos de retenciones son puntuales –entre las 8 y las 10 de la mañana- y creen que por ello no merece la pena atravesar zonas de especial protección medioambiental.