Las obras colapsarán Madrid este otoño

La M-30, O’Donell, Cuatro Caminos, la Castellana…A partir de septiembre, las principales arterias de la capital estarán, literalmente, “patas arriba". El inicio de las obras anuncia grandes complicaciones en la movilidad de Madrid. Coincidirá con la apertura de todos los colegios.

''Parches'' en las carreteras para la Semana Santa
''Parches'' en las carreteras para la Semana Santa

Peatones y, sobre todo, automovilistas ya se preparan en Madrid para lo que les espera en los próximos meses: obras y más obras por toda la ciudad. A pesar de que la Administración municipal se esfuerza en recordar que tiene proyectados todos los trabajos al milímetro para que afecten lo menos posible, la situación no invita al optimismo. De hecho, ya el pasado jueves, en pleno mes de agosto y con miles de madrileños de vacaciones, el atasco fue monumental en la glorieta de Cuatro Caminos.El problema surge por la confluencia en el tiempo de hasta cuatro obras muy importantes de Madrid: la reforma de la M-30, la prolongación del túnel de O’Donell, la construcción del subterráneo de Cuatro Caminos y la ampliación del túnel de Pío XII. Da la causalidad de que todos estos puntos forman parte de las principales arterias de la ciudad, los puntos más conflictivos y con mayor circulación.El proyecto estrella del alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, saltará en septiembre a la realidad. El Ayuntamiento confía en que, cuando esta macrorreforma esté terminada, el tráfico de Madrid mejore considerablemente. Pero, claro, antes vendrán los problemas. Los técnicos municipales tienen previsto mejorar el anillo en ocho puntos: zona noroeste (a la altura de Puerta de Hierro), Avenida de la Ilustración, Pío XII, Costa Rica y José María Soler, Avenida de América, eje O’Donell, autovía de Valencia y las entradas y salidas de las carreteras de Andalucía y Toledo. “Molestaremos lo mínimo. En cualquier caso, ya están previstos los desvíos, que tendrán un mínimo de dos carriles por sentido", asegura Manuel Melis, ingeniero y delegado del área de Infraestructuras. De momento, se ha instalado un teléfono (91 722 05 30) que ofrecerá información de lunes a viernes de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas.Ya desde octubre de 2003, los técnicos municipales se afanan por eliminar el paso elevado que ha existido en Cuatro Caminos desde 1969 y por construir un nuevo túnel. Y las obras van para largo, ya que todavía queda excavar el segundo tramo del subterráneo y acabar completamente la reforma integral de la glorieta. Así, los cuatro carriles que ya habitualmente marchan saturados se han reducido ahora a dos, transformando la zona en un cuello de botella. El túnel de O’Donell, construido durante el mandato del alcalde Álvarez del Manzano, va a sufrir una entera transformación. Gallardón ha decidido ahora ampliar esta infraestructura, de forma que, en vez de nacer enfrente de la maternidad, arrancará 700 metros más atrás, en la calle Menéndez Pelayo.También a mediados de septiembre comenzará una obra que trastornará el tráfico al noroeste de la ciudad. El Ayuntamiento construirá un nuevo túnel que servirá para desdoblar el existente entre la Castellana y Pio XII, que cuenta actualmente con dos carriles por sentido. La concentración de tráfico en Madrid aumentó ayer en hora punta, debido al regreso de vacaciones de muchos madrileños. En comparación con el pasado lunes día 23, ayer, a las 8 de la mañana, había un 13 por ciento más de tráfico en la ciudad. A las 9:00 horas, el porcentaje había aumentado hasta el 15 por ciento.