Las muertes en carretera siguen a la baja

La primera Operación Salida del verano ha concluido “razonablemente bien", en opinión de la DGT: no se han apreciado grandes atascos y el número de víctimas en accidentes se ha reducido en 14 personas con respecto a 2004. Aun así, Tráfico no minimiza el problema y advierte de que la mayoría de fallecidos en carretera no llevaba puesto el cinturón.

Los niños de Sigüenza iban sin cinturón
Los niños de Sigüenza iban sin cinturón

Aunque los datos de siniestralidad vial jamás pueden darse por buenos, las carreteras españolas vuelven a confirmar en el inicio de este verano que la cifra de muertes en carretera continúa a la baja. Según los datos facilitados por la DGT, la primera fase de la Operación Salida ha marcado un descenso de víctimas del 39 por ciento.En total, y desde las 15:00 horas del pasado viernes (día en que se inició el dispositivo de Tráfico) hasta la medianoche del domingo (hora a la que concluyó), 22 personas han perdido la vida en accidente de tráfico. El pasado año en estas mismas fechas nuestras vías dejaron hasta 36 víctimas, mientras que en 2003 contabilizaron nada menos que 59 fallecidos.En esta ocasión, la mayor parte de los accidentes de tráfico han venido marcados por salidas de calzadas: hasta 11 de los 19 siniestros mortales se produjeron por esta razón. El resto se ocasionó en siete colisiones y un atropello.Entre los accidentes más graves de la Operación Salida, la DGT ha destacado por su especial relevancia el ocurrido en Palas de Rei (Lugo). Allí, cuatro personas de una misma familia perdieron la vida, mientras que otras tres resultaron heridas graves, cuando un vehículo se salió de la carretera N-547 e impactó contra el muro de una vivienda, detrás de la cual se encontraban los fallecidos.El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha valorado el desarrollo de esta primera Operación Salida de verano como “razonablemente bien, a la vista de la importante reducción del número de víctimas y de la inexistencia de grandes atascos, en comparación con 2004 (se llegaron a registrar hasta 100 kilómetros de retenciones)".Aun así, el máximo responsable de la DGT no ha querido minimizar el problema, recordando que “hasta 12 personas se dejan la vida cada día en carretera durante el verano". Esa media sumó un total de 708 víctimas entre los meses de julio y agosto del pasado año.Navarro ha vuelto también a reiterar la importancia de llevar puesto el cinturón a la hora de salvar la vida en un accidente. Seis de los fallecidos este fin de semana circulaban sin él: la DGT asegura que el 40 por ciento de las 822 personas que han perdido la vida en carretera en lo que va de año no lo utilizaba.Junto a la falta de cinturón, Navarro considera que el exceso de velocidad es la otra gran asignatura pendiente de los conductores españoles. “Aunque sólo el 17 por ciento de ellos reconoce conducir “demasiado deprisa", el 78 por ciento percibe que el resto sí lo hace", ha explicado el director general de Tráfico.Por su parte, según informaron ayer responsables de los Mossos d’Esquadra, la mortalidad en las carreteras ha descendido en Cataluña en el primer semestre del año un 11,8 por ciento con respecto a 2004. Esta estadística se traduce en que se han registrado hasta 24 fallecidos menos que el pasado año.“No se pueden lanzar las campanas al vuelo, porque las estadísticas de tráfico son traicioneras y se pueden girar en cualquier momento. Pero es justo decir que estamos recogiendo los frutos de un intenso trabajo", ha subrayado el responsable de la unidad de Tráfico, Sergi Plá.Bajo el lema “100% Seguridad Vial, ¡Consíguela. Póntela!", el Comisariado Europeo del Automóvil (CEA) ha puesto en marcha una nueva campaña de seguridad vial, en la que regalará una pulsera blanca a todas aquellas personas que quieran manifestar su respeto y apoyo a la reducción de los accidentes de tráfico en España.

Los mejores vídeos