Las motos pueden volver a las aceras de Madrid

Una semana después de empezar a instalar nuevas plazas de aparcamiento para motos en las calzadas y aparcamientos subterráneos de la capital, el Ayuntamiento de Madrid se plantea permitir otra vez que las motocicletas y ciclomotores aparquen en las aceras.

Las motos pueden volver a las aceras de Madrid
Las motos pueden volver a las aceras de Madrid

El 21 de enero pasado entró en vigor la nueva Ley de Seguridad Vial. Para adaptarse a ella, el Ayuntamiento de Madrid sacó de sus ordenanzas la posibilidad de aparcar las motos en las aceras. A cambio, empezó a acondicionar nuevas plazas de aparcamiento en las calzadas dedicadas expresamente a las motos.

Sin embargo, ayer mismo Sigfrido Herráez, concejal de Tráfico del Ayuntamiento de Madrid, comentaba que estudia la posibilidad de echar marcha atrás en la prohibición.

Herráez, que ha recibido muchas quejas por parte de distribuidores de motos y motociclistas, explica que estos vehículos volverán a las aceras siempre que no molesten.

Los vendedores y las asociaciones de motociclistas fundamentan sus reclamaciones en el caso de Barcelona, la ciudad europea con más motos, aproximadamente medio millón. Allí, las ordenanzas permiten dejar el vehículo en la acera siempre que no haya aparcamiento específico en la calzada. Esto contradice el espíritu de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial, pero no es ilegal, pues este texto dice que "el régimen de parada y estacionamiento en vías urbanas se regulará por ordenanza municipal". Es decir, deja la decisión final al ayuntamiento.

La oposición en el consistorio madrileño ha pedido que se deje la norma tal y como está, con la prohibición de aparcar en las aceras, y que se acelere la instalación de aparcamientos en las calzadas y pasos y estacionamientos subterráneos.

En respuesta, Herráez aseguró que se construirán 10.000 nuevos lugares donde dejar la moto, pero también prometió estudiar los cambios en la reglamentación.

Sindicatos y oposición, sublevados
Por otra parte, la Mesa de la Movilidad, la reunión de todas las partes interesadas en el problema del tráfico, sufrió ayer un duro golpe. Los sindicatos Comisiones Obreras y UGT, además de los portavoces de PSOE e IU, anunciaron su intención de abandonar el foro, si en 15 días el Ayuntamiento no inicia seriamente la negociación de un verdadero "Pacto por la Movilidad".

Herráez, sin dar detalles, prometió un acuerdo de mínimos para junio. Dicho pacto contará, según el munícipe, con la aprobación de un centenar de agrupaciones de las 140 que se sientan a la Mesa de la Movilidad.

La Mesa agrupa a 100 representantes del Gobierno local, la Oposición, los sindicatos, asociaciones de vecinos, conductores, taxistas, ecologistas... Desde que se creó, en 2000, se ha convocado cinco veces y todavía no ha logrado un acuerdo para mejorar el tráfico madrileño.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.