Las matriculaciones europeas siguen bajando

La situación económica y la crisis que viven algunos fabricantes está provocando que las ventas en Europa se vean afectadas. Así, durante el mes de mayo se prevé una caída en las matriculaciones del Viejo Continente del 8 por ciento. Y lo peor es que los pronósticos no invitan al optimismo.

Los datos definitivos de ACEA (Asociación de Constructores Europeos de Automóviles) sobre las matriculaciones en Europa durante el mes de mayo ya se conocen, y no son buenos. Las ventas han caído un 8 por ciento con un total de 1,28 millones de vehículos entregados

Uno a uno, los principales mercados europeos han ofrecido unos datos de caída. Alemania, el país de referencia en el sector automovilístico, contemplaba cómo sus matriculaciones descendían un 14 por ciento respecto al año anterior. Por su parte, en Italia (-11 por ciento), Francia (-8,6) o España (-6,2), también han mostrado signos de recesión. Únicamente el Reino Unido, dentro de los mercados importantes, ha podido disfrutar de unos números positivos.

La caída generalizada en las ventas (sólo el mercado finés se ha salvado en la eurozona) se puede entender si tenemos en cuenta la situación de incertidumbre económica que se vive en el Viejo Continente. El consumidor aún no tiene la suficiente confianza en la recuperación y está retrasando en lo posible la adquisición de automóviles.

Otra explicación hay que buscarla en el descenso de la producción en algunos países. Así, Alemania se ha visto azotada por una huelga en el sector del metal, algo que ha afectado a varias compañías automovilísticas, y fábricas de Italia y Francia han reducido el número de unidades fabricadas con el fin de deshacerse de stock.

Esta tendencia a la baja -hay que recordar que en los primeros cinco meses se han matriculado en Europa un 4 por ciento menos de unidades- parece que no tiene visos de detenerse, al menos, y siempre según los analistas, hasta el primer trimestre del año 2003. Según, Garel Rhys, director del centro investigador de la industria automovilística de Cardiff, "el mercado de Europa occidental está realmente estancado y estará así hasta el primer trimestre del año que viene".