Las marcas apuestan por los descuentos en España

Los fabricantes de automóviles instalados en nuestro país gastaron 1.800 millones de euros en la promoción de ventas durante 2004. Así lo afirma el estudio Proamcar, realizado por la empresa de investigación de mercados TNS Área.

El esfuerzo de promoción por cada coche vendido en nuestro país el año pasado llega a los 1.300 euros. Así, el mercado automovilístico español se sitúa entre los que demuestran una mayor energía en este apartado; sólo es superado por Alemania. En total, los principales países europeos –excluyendo a España- invirtieron 12.000 millones de euros en acciones promocionales para los vehículos, lo que lleva el gasto medio hasta los 1.100 euros por coche. Las fórmulas varían según los mercados: en España priman los descuentos, mientras que en Gran Bretaña se inclinan por los tipos de financiación atractivos y en Alemania desarrollan múltiples series especiales. Otras regiones apuestan por la diversificación de las promociones, entre las que destacan las fórmulas de leasing (alquiler con opción a la compra) y el regalo de equipamiento de alta tecnología o de cursos de conducción.Los promotores del estudio aseguran que estas prácticas están tan arraigadas que es poco probable que un comprador firme un pedido sin intentar obtener algún tipo de descuento. De hecho, se considera “excepcional" que un vehículo se compre a precio de lista y sin incentivos.Una de las marcas más activas en la realización de promociones y descuentos, Citroën, ha anunciado que este año podría alcanzar un nuevo récord de matriculaciones en nuestro país. Así lo ha asegurado Magda Salarich, directora general de Citroën España y directora Comercial para Europa.Según Salarich, la cifra de ventas en 2005 rondará las 215.000 unidades, frente a las 208.900 logradas el año pasado.La máxima responsable de la marca en España ha basado su previsión en la evolución de nuestro mercado, que podría cerrar el presente ejercicio con 1.540.000 unidades matriculadas. Asimismo, Salarich se ha mostrado preocupada por la caída de la producción en las factorías españolas, un problema asociado a los costes logísticos y a la flexibilidad.Citroën acaba de presentar el C1, modelo “gemelo" del Toyota Aygo y del Peugeot 107. El precio de la versión básica de este utilitario rondará los 8.550 euros.Los descuentos y las promociones se hacen cada vez más necesarios, ya que la entrada de China, India o Tailandia en el escenario de la producción automovilística amenazará seriamente a la estructura fabril europea. Al menos, así lo asegura un informe de la consultora KPMG.

Según el texto, la capacidad de manufactura de las regiones asiáticas a medio plazo excederá la demanda local, por lo que “será inevitable que un número importante de vehículos sea exportado al mercado europeo". En 2009, la producción de estos países podría llegar a los 17 millones de unidades, igualando o superando a la del Viejo Continente.

Por si fuera poco, las previsiones de ventas de coches nuevos en Europa para los próximos años apuntan crecimientos marginales. Una de las alternativas se centrará en la industria de componentes, que podría suministrar material a los fabricantes instalados en Asia.