Las infracciones de tráfico serán perseguidas en toda la Unión Europea

Según informaciones aparecidas en la prensa alemana, los ministros de Justicia de la Unión Europea están buscando un acuerdo que permita una mayor colaboración a la hora de perseguir las infraccciones provocadas por alcoholemia e incumplimiento de límites de velocidad.

El ministerio de Justicia alemán ha confirmado un artículo del diario alemán "Bild" en el que se indica que los ministros de Justicia de la Unión Europea estudian la forma de alcanzar una mayor cooperación para perseguir a los infractores de tráfico a través de todo el territorio europeo.
La mayor colaboración se hará sentir, sobre todo, en las faltas relacionadas con el incumplimiento de los límites de velocidad o la conducción bajo los efectos del alcohol. El objetivo es perseguir al conductor hasta su lugar de residencia. Este acuerdo permitirá que una retirada de carné decidida por ejemplo en España se llevé a cabo en Alemania. Lo mismo podría ocurrir con un conductor español sancionado en otro país europeo.
Más adelante se espera estrechar la colaboración todavía más, traspasando el importe de las multas de un país a otro. Ahora bien, la sanción máxima que se decida imponer no podrá exceder el límite máximo impuesto en el país de origen del conductor.
Según los planes, la sanción mínima se situará en los 40 euros, a los que habrá que sumar los costes de tramitación de la multa de un país a otro. Por el momento, se desconocen los términos exactos de las negociaciones y cuándo entrará en vigor el acuerdo.
Hasta ahora, el conductor que era sancionado en España y que residía en otro país de la Unión Europea estaba obligado a pagar la sanción al momento o a avalar el pago de ésta. Por lo demás, sólo se comunica al país de origen que el conductor ha sido sancionado y cada estado miembro toma las decisiones que considera oportunas.