Las gasolinas volverán a subir

Las bolsas de todo el mundo ya se preparan para la llegada del otoño y sus idas y venidas pronto tendrán eco en las gasolineras. Todo apunta a que las continuas bajadas del precio de los combustibles que se vivieron durante el verano han llegado a su fin: el precio del crudo aumenta mientras caen las reservas del mayor consumidor del mundo, EEUU.

Las gasolinas volverán a subir
Las gasolinas volverán a subir

Nada más conocerse el último informe del Departamento de Energía de EEUU (DOE), que anuncia un descenso en las reservas de crudo del país, las bolsas de todo el mundo han empezado a moverse. Ayer, el precio del crudo subía en el mercado de Nueva York 0,59 dólares (cerca de 109 pesetas) y 0,51 dólares (94 pesetas) en el de Londres.

Los expertos se preguntan si los barriles acumulados por Estados Unidos serán suficientes para abastecer al país. Según el DOE, las existencias de gasolina ya se han reducido en 1,2 millones de barriles, una cantidad que para el Instituto Americano del Petróleo (API) se sitúa en realidad en los 1,8 millones.

Además del crudo, también han disminuido las despensas de gasóleo y Diesel. Eso sí, la demanda no cae y, con el comienzo del otoño y el uso de las calefacciones, pronto aumentarán las ventas. Los analistas afirman que el precio de la gasolina podría subir 0,85 dólares el galón (3,7 litros) en las próximas semanas.

Desde hace apenas 6 días, el recorte de producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo ha dejado de suministrar 1 millón de barriles diarios al mercado y sus efectos ya son palpables. El próximo 26 de septiembre la OPEP se reúne en Viena, sus decisiones podrían marcar una nueva variación de los precios. Si quieres conocer los claroscuros de este poderoso cártel, no te pierdas este

Untitled Document

reportaje.

Continúa la cruzada contra Repsol y Cepsa
La Asociación de Propietarios de Estaciones de Servicio de Andalucía lleva más de dos años sumergida en una particular cruzada contra las más importantes empresas petroleras de nuestro país.

Esta asociación llevó a Repsol y Cepsa al Tribunal de la Competencia bajo la acusación de prácticas monopolísticas. Parte de sus quejas fueron admitidas y las dos compañías recibieron sustanciosas multas, pero dicho tribunal estableció que, en ningún caso, se había vulnerado la legislación establecida por la Unión Europea que permite alargar los contratos de abanderamientos.

Ahora, esta asociación andaluza está dispuesta a llevar sus quejas hasta Bruselas. Según ha anunciado su presidente, Delgado Doncel, pedirán a los responsables de la competencia de la Comisión Europea y del Ministerio de Economía que garanticen que las petroleras cumplen la duración máxima de estos contratos, ya que el nuevo reglamento de la UE reduce de diez a cinco años la extensión máxima de los mismos. Eso sí, también concede de plazo hasta el 31 de diciembre para que las empresas se adapten a la nueva ley, una excepción a la que se han acogido tanto Cepsa como Repsol.