Las carreteras españolas son peligrosas

El informe EuroRAP, que evalúa las características de las carreteras de Europa, ha determinado que un tercio de las vías españolas presenta un elevado riesgo de accidente. El estado de nuestras carreteras ha sido catalogado de bastante mal.

Proponen que ''los domingueros'' financien las carreteras secundarias
Proponen que ''los domingueros'' financien las carreteras secundarias

El RACE y el RAC son los representantes españoles en el EuroRAP, un estudio que analiza y valora el estado de las carreteras europeas. A estos clubes españoles ha correspondido el estudio relativo a nuestras carreteras. Han analizado la accidentalidad de los años 2001, 2002 y 2003 en 1.091 tramos vías, lo que supone controlar el 84 por ciento de los tramos de la red de carreteras del Estado.

Tras realizar tan vasto informe, RACC y RACE señalan que España es el peor de los 12 países europeos incluidos en esta edición del EruoRAP. Con 28 muertos por cada 10.000 coches en un mismo kilómetro, España sobrepasa la media europea, situada en 13 muertes. Es decir, las carreteras españolas son más peligrosas.

Los investigadores de EuroRAP han señalado hasta 33 puntos tramos calificados de “negros", pues acumulan más de cuatro accidentes graves en sólo tres años. De esos 33 puntos, un total de 7 están en Barcelona, mientras que Madrid tiene 6, en Valencia hay 4 y en Zaragoza, 3. A nadie se le habrá escapado que Cataluña y Aragón concentran los puntos negros. Esto se debe, sobre todo, al mal estado de la Nacional II, una vía que acumula 7 tramos negros. El peor de ellos es el paso de Zaragoza, donde se producen hasta 11,7 accidentes por kilómetro.
También las travesías urbanas de la Nacional II en la zona costera catalana, entre el Maresme y la Costa Brava, son muy peligrosas.

Pero, con todo, la carretera más peligrosa de España es la N-340, a su paso por la localidad castellonense de Villareal. Allí, los expertos del EuroRAP han registrado tres de los tramos más peligrosos del país. Además de constatar el número de víctimas que se producen por tramo, el estudio hace una proyección de cuántas pueden llegar a producirse. Así, deduce que el 30 por ciento de las carreteras españolas presenta un riesgo muy alto de sufrir un accidente.Por regiones, las que más riesgo acumulan son Galicia, Asturias y Aragón. Donde menos peligro hay es en Navarra, País Vasco y Madrid. El caso de Madrid puede resultar contradictorio, porque sus carreteras parecen seguras a pesar de registrar muchos accidentes. El informe explica que esto se debe a que los accidentes son elevados en números absolutos, pero son pocos en función de la movilidad real de la comunidad, expresada en vehículos por kilómetro.

A pesar de las malas cifras, se aprecia una evolución positiva con respecto a pasados informes EuroRAP. El último, de ellos, presentado en 2001, mostraba riesgo alto de accidente en un 36 por ciento de los tramos controlados. Ha bajado al 33 por ciento. La Asociación Profesional de Rescate en Accidentes de Tráfico, una asociación que agrupa a empresas y profesionales dedicados a la atención de los afectados en accidentes de tráfico, ha denunciado que el tiempo que se emplea en rescatar a las víctimas des de una hora o más en un 15 por ciento de los casos, con lo que consideran que es preciso acortarlo.
Los responsables de la asociación consideran que, por lo general, les falta información a la hora de acudir a un rescate. Piden, por ejemplo, más datos sobre los sistemas de seguridad de los coches.
Según sus datos, los tiempos de rescate superan los 20 minutos en el 84 por ciento de los casos, mientras que, dentro de ese 84 por ciento, un 15 por ciento pasa de la hora.

Los mejores vídeos