Las carreteras de Madrid presentan las mayores complicaciones en el último fin de semana de julio

Las carreteras de salida de Madrid son de momento las que registran mayores problemas para circular en este último fin de semana de julio, elegido por muchos para iniciar su periodo vacacional, según la información que ofrece la Dirección General de Tráfico (DGT). Mientras en Barcelona hay algunas complicaciones en las rondas, autovías de circunvalación, y un accidente ha generado problemas en la A-7 en Valencia.

A las 17:00 horas, se registraban retenciones de entre tres y cinco kilómetros de longitud en las salidas de Madrid por la A-1, a la altura de San Agustín de Guadalix; en la A-6, en Las Rozas; en la A-3, en Rivas Vaciamadrid; en la A-5, en Móstoles y en la A-4 en Pinto. Además, había problemas para circular en algunos tramos en la M-40 hacia la A-5 y en la M-50 hacia la A-6.

Mientras, en Barcelona los principales problemas para circular se situaban en las autovías de circunvalación B-10 y B-20. Además, un accidente ha obligado a interrumpir parcialmente la circulación en la carretera C-58 a la altura de Vacarisses, lo que ha generado problemas en esa zona.

Otro accidente, éste ocurrido en la A-7 en las proximidades de Puig (Valencia) también ha obligado a cortar temporalmente esa vía en esa zona, en donde a las 17.00 horas se registraba una retención de 14 kilómetros.

La DGT prevé un incremento de tráfico en las carreteras este fin de semana hacia las zonas de playas, descanso y de segunda residencia que se incrementará el martes que viene con el arranque de la Operación Primero de Agosto, según ha informado la DGT.

INTENSIDADES ELEVADAS DE CIRCULACIÓN

Para este viernes, Tráfico prevé desplazamientos en sentido salida de los grandes núcleos urbanos e 'intensidades elevadas' de circulación en las principales vías de comunicación hacia las zonas turísticas de costa y de segunda residencia, especialmente entre las 16.00 y 22.00 horas.

El tráfico elevado continuará en sentido salida el sábado por la mañana, entre las 09.00 y las 13.00 horas, así como en las carreteras que se dirigen a lugares de ocio y recreo cercanos a núcleos urbanos. Asimismo, podrán presentarse conflictividad las carreteras que unen poblaciones del litoral.

Mientras, el domingo serán conflictivos por la mañana, los accesos al litoral y playas, mientras que los problemas de circulación se trasladarán a última hora de la tarde a la entrada a los grandes núcleos urbanos, entre las 19.00 y las 24.00 horas, y la DGT advierte que los problemas para circular podrán prolongarse 'a altas horas de la noche'.