Las carreteras catalanas, cada vez más peligrosas

Las carreteras catalanas se están convirtiendo año a año en un lugar cada vez más peligroso. Según datos de La Vanguardia, el número de víctimas mortales en estos primeros cuatro meses es superior en algo más de un 7 por ciento al del año pasado.

Las cifras son claras: 194 muertos en lo que va de año que se desglosan de esta manera: 122 de ellos fueron conductores, 51 entre acompañantes, motoristas, ciclistas, etc. y 21 peatones. Las cantidades son más altas en este año que en el año anterior, cuando se registraron 181 muertos, 111 de ellos eran conductores y 18 peatones. La única excepción se produce en la categoría de "otros usuarios", en la que el año pasado hubo un muerto más (52).
El número de accidentes también se incrementó, pasándose de los 146 accidentes a los 170. Para el jefe provincial de Tráfico, Antonio Riu, como para los responsables del Servei Catalá de Transit no sólo les preocupa estos datos tan negativos sino que la evolución de Cataluña es contraria a la del resto de las comunidades. "La siniestralidad viaria ha mejorado en todas las demás autonomías y sólo ha empeorado en Cataluña. Descontando a esta comunidad, podemos decir que en el resto de España se ha reducido la siniestralidad en un 4 por ciento".